Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Fallas y la supresión de restricciones reactiva el censo de las comisiones

Las juntas locales preparan programaciones para una Fallas de normalidad en marzo

Vuelve la actividad a las comisiones de Paterna respetando la normativa

La luz al final del túnel se comienza a vislumbrar en el sector fallero. La sensación de que en marzo se van a poder vivir unas fiestas josefinas muy parecidas a las de la prepandemia es cada vez mayor, alentada por la tranquilidad que se respira tras la celebración de las Fallas en muchos municipios de la comarca en septiembre, que han demostrado ser seguras, y refrendada por el último decreto de la Generalitat Valenciana en el que, desde ayer, se levantan todas las restricciones en los casales, uno de los grandes obstáculos que tenían que sortear aún las comisiones en su regreso a la «normalidad».

Una ansiada normalidad que no solo se palpa en el ambiente sino que se refleja en los censos. Municipios que cuentan con un gran número de comisiones como son Torrent y Paterna y que decidieron realizar Fallas en septiembre, han «ganado la apuesta» y han conseguido que falleros y falleras retomen la ilusión y vuelvan a darse de alta en la comisión que habían abandonado tras las sucesivas cancelaciones por motivo del coronavirus.

Así lo confirman en la Junta Local de Paterna, que hace apenas dos semanas aún estaban con los monumentos en sus calles. «Puedo asegurar que al menos un 98% de las comisiones están teniendo altas estas semanas y eso que no se ha realizado la tradicional ‘apuntà’. En comisiones como Sant Roc se han producido hasta 15 altas estos últimos días» , señalan en la directiva de la JLF.

Una tendencia que también certifica el presidente de la Junta Local Fallera de Torrent, Miguel Requena. «Poco a poco el fallero que se fue en pandemia está volviendo. Se nota que hay ilusión de nuevo», explica.

El gran esfuerzo realizado por las comisiones falleras que decidieron plantar monumento en septiembre, aplicando fuerte medidas de seguridad y cumpliendo con los protocolos sanitarios, ha demostrado que se trata de un sector responsable, algo que ha sido reconocido por la Generalitat Valenciana ahora, no equiparando a las sedes festeras con locales de hostelería, como estaba ocurriendo hasta la fecha. Esto significa que los casales pueden volver a abrir sin límite de aforo (antes era al 50% si se realizaban comidas cenas y al 75% si no), y sin necesidad de tener que establecer mesas burbuja de 10 comensales máximo.

Un levantamiento de las restricciones que ha sido el impulso definitivo para poder vislumbrar unas Fallas cada vez más parecidas a las de antes de 2020, ya que esto permitirá a las comisiones volver a realizar eventos para recaudar dinero de cara al presupuesto tan mermado a causa de la pandemia tras la bajada del censo y, en la mayoría de casos, la disminución o incluso eliminación de las cuotas mensuales. «Este sábado, por ejemplo, en Paterna es la elección de las falleras mayores y después es típico irse a cenar al casal, algo que ya vamos a poder hacer. Además muchos deciden comprar el bocadillo en el bar de al lado, y eso también repercute en la hostelería. Al final es todo un ciclo positivo», explican desde la JLF de Paterna.

Requena, por su parte, asegura que mañana jueves la JLF va a celebrar una asamblea con los presidentes y presidentas de las comisiones en la que se va a presentar el programa de actos para 2022, «que es prácticamente igual al de cualquier ejercicio fallero antes de la pandemia, aunque luego se vayan haciendo modificaciones según esté la situación».

Un poco más prudente se muestra el presidente de la Junta comarcal fallerade l’Horta Sud, quien afirma que, aunque han cogido el levantamiento de restricciones como un punto ed inflexión y como un premio al esfuerzo realizado «no nos podemos despreocupar, hay que ser cautos».

Moncada acoge el homenaje a las falleras mayores

La población de Moncada se va a convertir este fin de semana en sede de las Fallas de la Comunitat Valenciana. Más de 30 Juntas Locales de todo el territorio autonómico se darán cita del 1 al 3 de octubre en la localidad de l’Horta Nord para celebrar el Homenaje y Despedida de las Falleras Mayores 2021 de la C. Valènciana.

Para ello, con la colaboración de la Junta Local Fallera y el Ayuntamiento de Moncada se ha organizado un amplio programa de actividades.

Los actos empezarán el día 1 con una exposición fotográfica en el Ayuntamiento de Moncada, que se inaugurará a las 19 horas. A las 20 horas se plantará «al tombe» una falla en la plaza de Sant Jaume, cuyo artista es Olivares y Valencia, con guión de Ferran Martínez y versos de Miquel Àngel Gascón. Ya por la noche, a las 21 horas habrá cena popular y después se podrá disfrutar del espectáculo «Passacarrer» de Dolç Tab Jazz en la misma plaza.

El sábado 2 de octubre, las falleras mayores visitarán por turnos los talleres del indumentarista Garín desde las 10 hasta las 19 horas, donde les enseñarán cómo se confeccionan los espolines y la historia de los artesanos de la seda en Moncada. A las 12 habrá rondalles en la plaza de Sant Jaume, y en el mismo lugar a las 19 horas una batalla de charangas y tamborileros. A las 21 h. de nuevo cena popular, y a las 23h la Orquesta Montecarlo se subirá al escenario situado también en la Plaça Sant Jaume.

Por último, el día 3 tendrá lugar la recepción oficial de las falleras mayores en el patio del Ayuntamiento de Moncada a las 9.45 horas, con intercambio de fotos a las diez. El homenaje en sí tendrá lugar a las 12 horas en la plaza de Sant Jaume, y contará con la actuación especial de Alba Carmona con el emotivo «Bendito Marzo», para después dispararse una mascletà en la calle Barcelona esquina avenida del Cementerio. A las 15 horas se celebrará la comida de gala en el restaurante Santa Bárbara, y a las 19 horas se realizará la «cremà» que dará por finalizado el intenso programa de actos.

Compartir el artículo

stats