Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De monolito franquista a carril bici en Vinalesa

La explanada tendrá una vía ciclopeatonal

El ayuntamiento ha adecuado el lugar donde se encontraba el vestigio franquista. | A.V.

El Ayuntamiento de Vinalesa ha retirado la Cruz de los Caídos que durante décadas ha permanecido en una zona ajardinada de la calle Calvario, una vía interurbana que conduce a Alfara del Patriarca. Los trabajos de retirada se produjeron el pasado viernes, para el cumplimiento de la Ley valenciana de memoria democrática.

La Cruz de los Caídos, también conocida como Creu del Barranc, es un monolito de granito que lleva incrustado en el centro una cruz de hierro forjado. Se colocó en un punto concreto de la calle Calvario para recordar el lugar donde fueron asesinados militares del bando nacional. La escultura también llevaba grabados elementos de exaltación de los vencedores, como «Por Dios y por España» y lema «Presentes».

El monolito estaba incluido dentro del Catálogo de Vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura, publicado recientemente por la conselleria de Calidad Democrática y que deben ser retirados. El consistorio era conocedor de que llegaría el momento en el que debería acatar la ley -como avanzó este diario- y ya en esta legislatura concurrió a las ayudas que la propia conselleria que dirige Rosa Pérez ofrece para la retirada de este tipo de elementos. El alcalde Javier Puchol explica que pidieron 20.000 euros, pero solo obtuvieron el 50%.

Cruz de los Caídos retirada en Vinalesa

Tras encargar el proyecto técnico y la contratación, el pasado viernes se ejecutaron los trabajos para la retirada de la cruz. Los elementos de granito están depositados en el almacén de la brigada de obras para devolverlo a los familiares de los fallecidos si lo reclaman. En cuanto a la cruz, será entregada a la parroquia de la localidad, tal como acordó el propio Puchol con el anterior párroco hace semanas.

El alcalde de Vinalesa afirma que «hemos cumplido la ley con la retirada del monolito» y trata de huir de polémicas: «los valores democráticos del pluralismo y la igualdad se basan en la convivencia democrática y deben estar siempre presentes, tanto ahora, como en la historia y también en el futuro».

Dentro de los más de diez mil euros que recibió el consistorio para la retirada del monolito, se incluía una partida para tratar de convertir el margen de la carretera donde estaba el vestigio franquista en una explanada con zona verde para los vecinos.

Esa área concreta es propiedad de la diputación y durante las conversaciones que mantuvieron ambas administraciones, se puso sobre la mesa por parte de la corporación provincial, que por el lugar donde estaba el monolito pasaría el trazado ciclopeatonal que proyecta la diputación para conectar Vinalesa y Alfara del Patriarca. De tal forma que el ayuntamiento ha retirado el vestigio y ha adecuado la zona.

Compartir el artículo

stats