Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un bloque de 32 pisos de la Coma lleva más de un mes sin ascensor

Los vecinos reclaman la reparación urgente del motor y alertan de que personas mayores no han pisado la calle desde mitad de septiembre

Cartel que alerta a la comunidad de vecinos de que el ascensor no funciona por avería. | L-EMV

Una avería en el motor del ascensor está provocando que los residentes de 32 viviendas públicas de un bloque del barrio de la Coma lleven más de un mes subiendo y bajando las escaleras, o lo que es peor, no pueden salir de casa por diferentes enfermedades o padecer movilidad reducida.

Según denuncia la asociación vecinal la Coma, en Paterna, la comunidad de vecinos de uno de los edificios situados en la Plaza de la Yesa, concretamente el número 11, está sin servicio de ascensor desde el pasado 14 de septiembre debido a una avería.

Los residentes relatan que dieron parte del incidente y que la empresa del mantenimiento y la conselleria inspeccionaron la instalación, concluyendo que la avería estaba en el motor. En este sentido, aseguran que se les informó que una semana después todo estaría solucionado.

Pero desde entonces han pasado ya varias semanas y la promesa de que «la próxima semana se se arreglará nunca llega», denuncian desde la asociación vecinal. Y mientras, los residentes se ven obligados a a subir y bajar las escaleras del edificio de ocho plantas, con cuatro pisos por altura. «Aquí viven varias personas mayores, algunas de ellas con movilidad reducida. También enfermas de asma que se ven incapaces de bajar y subir los ocho pisos del edificio y quienes también han tenido que limitar sus salidas cotidianas a lo imprescindible; con la consecuencias y secuelas psicológicas que este tipo de circunstancias crean en las personas afectadas», relata la AVV.

En este sentido, señalan que alguna de las vecinas «lleva dos meses sin pisar la calle», mientras que otra que «padece artritis y recomendación médica de no subir escaleras, ha tenido que disminuir las veces que sale de casa al mínimo», dicen.

Por tanto, las comunidades insisten en la «necesidad urgente de que el problema se vea subsanado cuanto antes, para dar la posibilidad a todas estas personas de vivir un día a día normal». Además, reclaman «una revisión a fondo de todos los ascensores para comprobar la idoneidad y condiciones de los mismos».

En este sentido, recuerdan que «no es la primera vez que pasa y, por el estado y la antigüedad del elevador, los vecinos dan por supuesto que se volverá a averiar al poco tiempo». De hecho, el pasado mes de agosto ya se produjeron sendas averías en los edificios número 9 y 10, también en la Plaza de la Yesa, pero estas incidencias «fueron subsanas en tiempo y forma y los ascensores se encuentran en funcionamiento», apuntan desde la conselleria de Vivienda.

Pero desde la AVV de la Coma sostienen que la situación de los ascensores en los edificios del barrio «se ha convertido en algo endémico dada las persistentes averías de los elevadores». En los últimos ha habido problemas en la calle Alcàsser y la calle Foios, donde los vecinos han estado varias semanas sin servicio por averías.

La empresa no dispone del material

La conselleria de Vivienda señala que el 14 de septiembre, la empresa de mantenimiento comunica a la Entidad Valenciana d’Habitatge (EVHa) comunica el aviso de avería del ascensor. Ya el 20 de septiembre, «se da de alta el expediente y el 24 de septiembre, técnicos de EVha se personaron junto con Eulen para comprobar la instalación. Se informó favorablemente de la sustitución del grupo tractor del ascensor. La notificación a Eulen tuvo lugar el 27 de septiembre». El 14 octubre, la empresa de mantenimiento informa que no le ha llegado el material necesario para la reparación. La EVha asegura que está insistiendo a Eulen para que concrete la fecha de recepción del motor y subsanación de la avería, comunicación que no ha producido.

Compartir el artículo

stats