El Ayuntamiento de Massanassa ha aprobado, por unanimidad en la última sesión plenaria, una modificación en el Impuesto de Bienes Inmuebles por el cual se bonifica la instalación de placas solares con un 50% del recibo del IBI. Este porcentaje “es el más alto que la ley permite, y por eso llegamos a bonificar la mitad del IBI durante cinco años, para fomentar el uso de las energías renovables en las viviendas del municipio” ha explicado el alcalde de Massanassa, Paco Comes.

La bonificación se aplicará a las instalaciones nuevas que se instalen a partir del año que viene para promover el aprovechamiento térmico y eléctrico de la energía del sol, ayudar a las familias al cambio a energías sostenibles, y contribuir a rebajar los recibos de consumo de energía a través del autoabastecimiento” ha añadido el alcalde Paco Comes.

 

El periodo de duración de la bonificación se extiende a 5 años desde el primer ejercicio de la solicitud de bonificación, ya que es el periodo que se considera razonable para fomentar la duración en el tiempo de la utilización de las instalaciones.         

 

También se pretende que haya una proporcionalidad entre el gasto realizado en la instalación y el importe de la bonificación que se puede disfrutar. Por ello se establece una limitación en el importe que no podrá superar, dicha bonificación, el 50% del coste de la instalación, distribuido en 5 ejercicios, y se limita a 400 euros el importe anual de la bonificación por inmueble.

 

La reglamentación de la bonificación establece además un mínimo instalado y en funcionamiento de 1 kWp para las fotovoltaicas y 1kW para el resto, para fomentar que dichas instalaciones tengan un impacto significativo en el consumo de otras fuentes de energía.

El PSOE recrimina que han "calcado" su moción que fue rechazada

El PSOE de Massanassa, que cotó a favor de la propuesta en el pasado Pleno, recrimina que esta "es la misma, en esencia, que presentó el PSOE el pasado mes de marzo y que PP y Cs rechazaron generando un acalorado y largo debate en el que la alcaldía ordenó hacer un receso a fin de convencer al PSOE de que modificase su moción con el argumento de que se estaba estudiando dar subvenciones (y no bonificaciones) de hasta 3000 euros".

Desde la formación socialista, lamentan que "una cuestión de siglas haya retrasado seis meses la aprobación de una bonificación en el IBI que ya vienen disfrutando muchos municipios y que supone un incentivo a la hora de elegir energías renovables y limpias. Da la sensación de que aunque las propuestas sean buenas para el pueblo, se tumban si vienen de la oposición”, afirmaron en el Pleno desde el PSOE.