El Ayuntamiento de Paterna ha recibido un total de 4.700 solicitudes de inscripción en el censo canino municipal mediante ADN, de las cuales más de 4.000 ya han sido resueltas.

En el censo canino de Paterna se incluyen datos identificativos como tipo de animal y raza, nombre, sexo, edad, lugar de residencia, número de licencia e incluso el histórico de incidencias, si las hubiera. Una vez inscritas, las mascotas reciben una chapa con código QR que permite su rápida identificación.

«Estas cifras siguen en aumento y son muestra de la excelente acogida de esta iniciativa que tiene como objetivo la mejora de la convivencia entre animales y ciudadanía», explica la concejala de Bienestar Animal, Merche Navarro, quien ha añadido que «ayudará a conseguir una mayor protección de las mascotas y una ciudad Animal Friendly».

Con ello, aunque el plazo máximo previsto inicialmente para beneficiarse de la gratuidad finalizaba el 31 de diciembre de 2021, el consistorio ha ampliado el periodo 15 días más, hasta el 15 de enero de 2022, fecha a partir de la cual el coste de este trámite obligatorio para mascotas será de 35,51euros.

Por su parte, el Ayuntamiento de Quart de Poblet ha realizado durante seis meses la prueba gratuita de ADN a 1.527 perros. A partir de este mes son las personas propietarias de las mascotas quienes se harán cargo de este test. Por ello, el consistorio ha dado inicio a una campaña informativa a los propietarios de los canes sobre la obligación de que estén censados.

Según explica el consistorio, estos serán algunos de los aspectos de los que informará la policía local durante las próximas semanas a quien pasee su perro por Quart de Poblet.  

Asimismo, el Ayuntamiento de Quart también recuerda que la recogida de los excrementos de los perros también es obligatoria en las zonas habilitadas para el disfrute de las mascotas, conocidos como pipicanes, y se deben depositar en contenedores de basura cerrados con tapa.