Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trece municipios cancelan la fiesta de Sant Antoni por los repuntes

Torrent y Albal estudian suspender también las actividades por Sant Blai y las ferias de ‘porrat’ mientras que Alfafar no celebrarà Sant Sebastià y Benetússer solo mantendrá la misa

Bendición de animales en Alaquàs, hace años. | A.A.

La escalada de contagios que se han generado a raíz de las vacaciones de Navidad y las propias recomendaciones de la Conselleria de Sanidad de no promover actividades que generen gran concentración de personas, han provocado que consistorios y asociaciones comiencen a suspender actividades de gran formato previstas para enero y febrero. Este es el caso de la festividad de Sant Antoni, patrón de los animales, y también de ferias de ‘porrat’ y atracciones como las de Sant Blai.

Punto de vacunación libre en el pavellón de Torrent. | A.T.

En este segundo caso están Torrent y Albal. Tras la cancelación, hace unos días, de la Fira de Sant Sebastià de Silla, el debate se ha trasladado a los otros ayuntamientos con actividades similares. En Torrent, el alcalde Jesús Ros ya se ha reunido con las entidades promotoras de la fiesta de Sant Blai y de l’Entrà de la Flor, para analizar la situación. Y finalmente, el consistorio adoptará una decisión en la reunión del Cecopal del próximo lunes. «En el caso de l’Entrà de la Flor, la parte gastronómica del almuerzo y la comida ya se ha suspendido directamente por la Cofradía del Roser. Falta decidir qué pasa con el traslado de cohetes. Y sobre Sant Blai, el principal problema es que la feria genera que ese día la calle Ramón y Cajal esté abarrotada de gente y no se puede guardar la distancia de seguridad», indicó ayer el mandatario. El consistorio solo podría cancelar la feria de ‘porrat’ ya que las actividades religiosas no son su competencia. «Será cosa de ellos con la Iglesia pero he detectado que no hay muchas ganas porque la gente quiere celebrar la fiesta con su esencia», dijo.

También en Albal, la junta de gobierno local abordó esta semana qué hacer con Sant Blai. Finalmente se acordó que «entre el viernes y el lunes, se tomara una decisión viendo la evolucion de la incidencia», aunque todo parece indicar que acabará suspendiéndose ya que no se prevé una mejora. Albal es uno de los 10 pueblos de l’Horta que supera la tasa de 3.000 contagios por cada 100.000 habitantes. La fiesta de Sant Antoni ya se ha cancelado.

En Alfafar, el consistorio ha cancelado el finde del 28 de enero dedicado a las fiestas de Sant Sebastià. Y también en Benetússer, de los actos del patrón, se suspende la procesión y traslado de la imagen pero a las 12 horas habrá volteo de campanas y disparo de salvas en la plaza Cardenal Benlloch y, por la tarde, se celebrarla la misa habitual.

La clavaría de Sant Pere del Puig de Santa Maria también ha acordado la suspensión de los festejos en honor al patrón,previstos para el último fin de semana de enero, con ollas de carne para todo el pueblo y feria.

Respecto a Sant Antoni, por el momento varios municipios ya han anunciado que suspenden por completo los actos (Albal, Puçol, Xirivella o el barrio Roca de Meliana), mientras que otros los aplazan (Puçol, Alcàsser, Beniparrell, Rafelbunyol, Alfara del Patriarca, Museros, Massalfassar, Foios y Alaquàs). Mientras tanto, otros consistorios los modifican para evitar concentraciones.

En Massalfassar, ya el 29 de diciembre los festeros y representantes de la Associacio Amics Del Coet se reunieron con el consistorio y se decidió, de manera consensuada, posponer las celebraciones, con el objetivo de poder organizarla en las mejores condiciones y que el pueblo pueda disfrutarla de manera plena. Tampoco Foios pudo celebrar el pasado fin de semana los festejos de Sant Antoni. Los quintos decidieron su suspensión y aplazarlo a marzo.

En Alaquàs, la clavaría organizadora ha suspendido el desfile, a la espera de pactar con el consistorio y la Iglesia una nueva fecha, pero mantendrá la misa. En beniparrell, festeros y consistorio han aplazado el acto sin fecha prevista. En Museros, la bendición se ha aplazado al último fin de semana de febrero, mientras que en Alfara del Patriarca se traslada al 27 de febrero, a propuesta de la peña taurina, que organiza desfile y calderas. En Rafelbunyol, se ha informado de que la fiesta se aplaza a los días 3, 4 y 5 de abril.

En Puçol, la asociación cultural y taurina ha decidido el aplazamiento de las fiestas de Sant Antoni para más adelante, a causa de los contagios. La entidad anuncia que más adelante propondrá nuevas fechas.

Cambios en los actos

En Manises, las dos asociaciaciones que festejan a Sant Antoni, en el centro histórico y en el barrio de Socusa, han esperado a ver la evolución de la pandemia desde mitad de diciembre y finalmente no han organizado las tradicionales ‘fogueres’ i ‘botifarrà’. El único acto será una traca rápida. que se tirará el día 22 en Socusa. Por su parte, Quart de Poblet sí tiene prevista la bendición de animales, pero la traslada frente a la Biblioteca Municipal para garantizar la seguridad.

El portavoz socialista de Torrent, Andrés Campos, informó ayer de un total de 30 bajas laborales en la plantilla del ayuntamiento, de las cuales 12 son por causa de contagios por covid-19. Asimismo, hay otras siete personas que están pendientes del resultado de las pruebas de PCR, por lo que la cifra podría aumentar en los próximos días. El edil remarco la «dificultad añadida» que esta situación supone para llevar adelante la gestión municipal y organizar actividades como las que se han desarrollado a lo largo de las Navidades.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sedaví impuso el teletrabajo antes de las fiestas y solo acude presencialmente al consistorio una persona por departamento en todos los casos que es posible hacerlo.

Compartir el artículo

stats