La Plataforma 15 minutos Línea 2 Metrovalencia ha vuelto a reclamar el traslado de l apeadero de la Vallesa a un nuevo punto, a la altura de la calle 366, que está más conectado con el núcleo urbano y daría mejor servicio tanto a esa urbanización como a San Antonio de Benagéver.

El colectivo, que funciona desde hace 15 años y tiene el respaldo de más de 30 asociaciones y diversas corporaciones municipales, ha salido al paso al conocer diversos planes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana e informes en los que se apuntan mejoras en la parada y un traslado a pocos metros, de forma que se consolidaría un emplazamiento que consideran poco operativo.

Por ello, la Plataforma ha dirigido una carta al conseller Arcadi España «con la máxima premura» y la intención de ayudar a «optimizar los usos y prestaciones del servicio público», en la que muestra su decepción por las posibles actuaciones. «A todas luces esperábamos que cualquier actuación en el apeadero de la Vallesa sería para corregir el emplazamiento actual que todos considerábamos como de una utilidad muy limitada», indica, al tiempo que añaden que «está colocado en un extremo-extremo de la localidad y de la urbanización» en un punto donde las viviendas no van a crecer porque al otro hay el bosque está declarado parque natural.

La Plataforma explica que al actual apeadero «solo se puede acceder con vehículos por uno de sus lados y con un acceso problemático y difícil pues pasa por un cuello de botella de una sola calle que sirve para entrada y salida de toda la zona urbanizad de la Vallesa». «Pensamos que un apeadero debe ser un lugar que facilite el acceso al tren desde zonas habitadas dando más y mejores opciones para el uso del servicio. No es esta la característica del actual y se persiste en este error con el nuevo proyecto en lugar de enmendarlo», incide el grupo.

Por contra, con su propuesta de la calle 366, el colectivo considera que se dispondrá de «más y mejor espacio para aparcamientos» y el acceso podrá realizarse desde diferentes puntos, aprovechando el cortafuegos bajo la línea de eléctrica.