Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad repondrá el tercer médico de familia en la Coma la próxima semana

Espera contar con un cuarto con las 6.000 plazas que se crearán

Usuarios a las puertas del centro de salud de la Coma, el pasado jueves. | L-EMV

El centro de salud de la Coma volverá a contar con tres médicos de familia desde la próxima semana. Así lo avanzó ayer a este diario la conselleria de Sanitat, que añadió su intención de contar con un cuarto facultativo en los próximos meses gracias las 6.000 plazas estructurales que se crearán este año, al menos 1.560 de ellas para Atención Primaria.

Tal como informó ayer Levante-EMV, el ambulatorio de la Coma se ha quedado con solo dos médicas de familia para dar servicio a más de 6.500 cartillas adultas. Hace más de un mes, la plantilla la formaban tres facultativas, más una cuarta de refuerzo dedicada a la atención no continuada, también conocida como «no demorables», encargada de las urgencias o cuestiones covid.

Pero una de las sanitarias fue trasladada hace semanas al centro de salud de Bétera. Esta ausencia provocó que la médica de «no demorables» se encargará de la agenda del puesto que había quedado vacante, para tratar de aligerar la presión asistencial en un centro que atiende a los barrios de la Coma, Más del Rosari, Bovalar-Casas Verdes y La Pinaeta. El jueves, esta misma facultativa presentó la baja por contagio por covid, dejando a solo dos efectivos sanitarios para toda la atención primaria.

Sanitat explicó ayer que la próxima semana se cubrirá la vacante de la sanitaria que se marchó hace un mes, volviendo al sistema anterior: tres médicos de familia, más un cuarto de refuerzo para urgencias y covid.

En este sentido, la intención de la conselleria es aumentar el personal de la Coma con un cuarto médico de atención continuada, una vez se haya aprobado el plan para la creación de más 6.000 plazas estructurales que anunció la consellera Ana Barceló.

La barriada avisa de que falta personal y la gente «está quemada»

La asociación vecinal de la Coma reconoce que la gente «está bastante quemada con el servicio sanitario». Pese a que defiende «la profesionalidad y el buen trato que reciben de todo el personal» del ambulatorio, no oculta la «falta más recursos humanos» para «el radio tan grande que tiene este ambulatorio». Además, la asociación sostiene que el centro está cerrado por las tardes y los fines de semana «y ante cualquier urgencia o simplemente para curas de enfermería hay que desplazarse hasta Paterna, y aquí residen gente mayor que tiene difícil ese desplazamiento».

Compartir el artículo

stats