Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierran el centro de salud de la Coma para atender solo a pacientes con cita

La plantilla solicitó la clausura total del ambulatorio ante la presión de los usuarios y algunas amenazas

Los usuarios esperan su turno con las puertas del centro de salud cerradas.

La presión asistencial que padece el centro de salud de la Coma, en Paterna, vivió este lunes un nuevo episodio. En esta ocasión, la gran presencia de usuarios a las puertas del consultorio, unido a algunas amenazas al personal sanitario, obligaron a cerrar las puertas y solo prestar asistencia a todas aquellas personas que dispusieran de cita previa.

El ambulatorio solo contaba este lunes con dos médicas de familia. La tercera facultativa que tenía el centro se marchó hace un mes a Bétera. Esta circunstancia obligó al médico de atención no continuada, encargado de urgencias y temas covid, a hacerse cargo de la agenda de pacientes que tenía la sanitaria desplazada, abierta hasta el 24 de enero. El problema es que esta profesional de refuerzo está de baja por covid desde el pasado jueves, dejando la atención adulta con solo dos facultativas. El centro atiende a cuatro barrios: la Coma, Más del Rosari, Bovalar-Casas Verdes y La Pinaeta. En total, más de 6.500 cartillas.

Este lunes, las puertas del centro de salud presentaban una notable presencia de usuarios: con cita y sin ella, dado el repunte de contagios por coronavirus. Según ha podido saber este diario, el personal del centro de salud sufrió la presión de los pacientes, incluso se produjeron algunas amenazas a los sanitarios.

Sin urgencias

La plantilla trasladó la situación que se estaba viviendo en el ambulatorio y solicitó su cierre temporal, ante las amenazas sufridas por parte de algunos usuarios. Tras formularse las consultas pertinentes entre la cadena de mando sanitaria, la coordinación del área de salud rechazó la posibilidad de la clausura total del centro de salud.

Por contra si se autorizó una solución intermedia. Se cerraron las puertas del centro de salud, pero se atendía a todos los usuarios que tenía cita con los médicos de familia este lunes. A su vez, las urgencias fueron derivadas hasta el centro de salud de Clot de Joan, en el casco urbano de Paterna. Este ambulatorio también es el que también atiende las urgencias del centro de salud de la Coma fuera de su horario habitual, tanto de tardes como los fines de semana.

En este sentido, para tratar de garantizar la seguridad del personal, patrullas de la Policía Nacional pasaron en diversas ocasiones por las inmediaciones del centro de salud y tratar de evitar cualquier incidente. De hecho, una vez se cerraron las puertas y se comunicó que solo se atendería con cita previa, la presencia de usuarios fue mucho menor que a primera hora de la mañana. Por su parte, la seguridad privada del centro de salud se centró en velar por el orden durante las pruebas de coronavirus.

Puerta de acceso para las pruebas de antígenos en la Coma L-EMV

En este sentido, desde la Conselleria de Sanitat explicaron que este martes está previsto que un tercer médico se incorpore a la plantilla de facultativos de familia, aunque no pudieron precisar si sustituye la baja del sanitario con covid y si es este mismo profesional, que vuelve al trabajo. Al mismo tiempo, el departamento autonómico confirmó, tal como avanzó este diario, que se va a suplir la vacante del sanitario que se marchó al centro de salud de Bétera hace un mes. Su llegada será el lunes 24, con lo que el ambulatorio volverá a tener 3 médicos de familia, más el refuerzo del dedicado a no demorables.

Compartir el artículo

stats