Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aldaia cambia los contenedores para introducir el recipiente de orgánica

La ubicación y el modelo más voluminoso provocan las primeras críticas en la ciudadanía

Dos de los contenedores que se están colocando.

El Ayuntamiento de Aldaia ha iniciado esta semana el cambio de contenedores de residuos sólidos urbanos, con el objetivo de aumentar la capacidad global e introducir el recipiente en el que solo se depositará la basura orgánica. Las primeras acciones de la actuación han generado quejas entre algunos sectores de la ciudadanía tanto por el tamaño de los depósitos como por la ubicación.

Fuentes municipales han indicado que el proceso de recambio de contendores, que se extenderá durante las próximas semanas, ha comenzado con la instalación de los de tapa amarilla, destinados a envases ligeros (botellas de plástico, envases de yogures, latas, briks o envoltorios de plástico y aluminio), y los de tapa azul destinados a papel y cartón. Seguidamente se instalarán los nuevos contenedores de vidrio, resto y el nuevo correspondiente a orgánico o contenedor marrón. Además, también se habilitarán nuevos contenedores de pilas y aceite, los cuales quedarán fijados y establecidos con la información del servicio.

Por ello, en total se van a instalar unos 700 contenedores de cinco tipos (envases ligeros, papel y cartón, vidrio, resto y orgánica) repartidos en 200 ubicaciones. Fuentes del gobierno local esgrimen que, con ello, la población "por fin pasará a formar parte del grupo de ciudades que ya pueden reciclar el 100% de sus residuos, un paso determinante en la iniciativa municipal «Aldaia pel Clima» de lucha contra el cambio climático". En el nuevo sistema de recogida, habrá dos tipos de islas, unas sencillas, con contenedores de "resto" y "orgánica", y otras en las que se contará con los cinco tipos existentes. Además, los contenedores disponen de placa identificativa en braille y se identifican los colores para que los diferencien las personas que padecen daltonismo.

"La distribución se ha diseñado teniendo en cuenta que los nuevos camiones realizarán su carga 'de forma lateral', lo cual reduce el ruido que produce la recogida, pero requiere que las islas estén alineadas a la derecha del sentido de circulación de los vehículos", defienden en el ejecutivo, al tiempo que valoran que también "asegurará que ningún vecinos o vecina tenga que caminar más de 100 metros para utilizar cualquier de los cinco tipos de contenedores de basura disponibles".

Por lo que respecta a la capacidad, en el ayuntamiento informan de que los nuevos contenedores suponen un aumento con respecto a los antiguos, y "aún así se han diseñado para no superar el metro y medio de altura, con lo que se evita entorpecer el campo visual de las personas usuarias". También se ha descartado el uso del pedal porque en otros municipios "han causado diversos percances con personas mayores (enganchones, etc) y resultan peligrosos".

Frente a ello, entre las críticas vecinales se indica que los contenedores que se han instalado "son demasiado invasivos del espacio", tanto visual como físicamente, ocupan más plazas de aparcamiento que los anteriores y "no se ha tenido en cuenta si la ubicación es en el centro histórico o en un barrio con zonas ampliar a la hora de optar por un diseño más acorde con el entorno".

Compartir el artículo

stats