El Ayuntamiento de Quart de Poblet invertirá cerca de 450.000 euros en la reurbanización de las calles Agermanats y Mare Nostrum, cuyas obras —durarán seis meses— ya han comenzado. Dentro del marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado, EDUSI, la actuación está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER.

El objetivo fundamental es mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, adaptando los espacios viarios para crear itinerarios peatonales cómodos y seguros, así como mejorar las infraestructuras y los servicios en el barrio.

Así, está previsto el aumento de la anchura de las aceras, la eliminación de las barreras arquitectónicas, la sustitución de la señalización y del mobiliario urbano y la plantación de arbolado. Además, se renovará la red de agua potable; se sustituirán los colectores de saneamiento por unos nuevos con materiales más sostenibles y se dotará de un sistema automatizado de riego. La intervención en el subsuelo se traduce en un buen tratamiento de las aguas residuales para garantizar su depuración y frenar la evacuación directa a las acequias.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible y director ejecutivo de la EDUSI, explica que «esta actuación se suma a las realizadas en otras calles del municipio, como en el barrio Río Turia, donde se ha implementado una estrategia de urbanismo más humano y pensado para las personas y en favor del medioambiente y la sostenibilidad». 

En total, en la renovación de calles, se han destinado más de 2,9 millones de euros, que incluyen las actuaciones ejecutadas en los viales Trafalgar, Villalba de Lugo, Margarita Salas, Sagunto, Crescencio Rodilla, Doctor Gómez Ferrer, Gravador Esteve. 

Con todo, en estas vías urbanas se ha conseguido reducir las emisiones contaminantes, apostando por las zonas verdes y los peatones.