Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aparcamiento inteligente en la ciudad más densa de Europa

Mislata pone en marcha un sistema que permite saber las plazas libres para aparcar en la vía pública

Un cartel luminoso informa de las plazas libras para aparcar en la calle

El municipio con mayor densidad poblacional de Europa, con 20.000 personas por kilómetro cuadrado, dispone ya de un sistema inteligente de aparcamiento en la vía publica, que permitirá a los usuarios cuántas plazas están libres para estacionar el vehículo.

Y es que el problema del aparcamiento en una ciudad tan densamente poblada como Mislata, siempre ha sido unas de las mayores preocupaciones de sus vecinos, tal como atestiguan las encuestas anuales realizadas por el propio consistorio. Ahora, se pone en marcha una actuación piloto para facilitar el estacionamiento y no dar vueltas sin parar hasta encontrar un hueco.

Se trata de un método de control de plazas de aparcamiento mediante visualización digital de imágenes y procesamiento de las mismas. Los espacios de aparcamiento a controlar son los comunes que se ubiquen en la vía pública, concretamente en la calle Padre Llansol, aunque la intención es su desarrollo futuro en el resto del municipio. Así, el objetivo es optimizar los trayectos en vehículo de los vecinos para buscar un aparcamiento. La reducción en los trayectos muertos de los usuarios en la búsqueda de una plaza libre favorecerá a los propios usuarios y al medio ambiente ya que se reducirán las contaminaciones de los coches y furgonetas mientras que transitan para encontrar un lugar donde estacionar.

Martín P. Leal y Mercedes Caballero en el control de Policía Local L-EMV

El sistema está compuesto por una red de cámaras de visión artificial que se han instalado sobre las farolas existentes y permiten distinguir en tiempo real la ocupación o no de los aparcamientos en la vía pública. Además, se ha desarrollado paralelamente una APP descargable para que los usuarios puedan ver en tiempo real el estado de plazas disponibles en la calle. En el acceso por la calle San Antonio se ha instalado un panel luminoso informativo con los lugares disponibles.

Adicionalmente, el dispositivo de aparcamiento estará conectado con la Policía Local, informando a través de la APP y el cartel informativo la situación de restricciones de aparcamiento disponible en la calle por alertas meteorológicas de AEMET, ya que la calle Padre Llansol es una de las ubicadas en zona posiblemente inundable ante fuertes precipitaciones.

Bielsa y Martín P. Leal observan el cartel informativo ROSA SAGREDO

El Carlos F. Bielsa afirma que van a continuar implementando medidas como esta, "que aúnan avances tecnológicos de ciudad inteligente con una mayor dimensión de la seguridad vial y la movilidad, ayudando a pacificar el tráfico y haciendo de Mislata un entorno más confortable, sostenible y seguro". Por su parte, el concejal de Tecnología e Innovación, Martín P. Leal, “el objetivo del proyecto es optimizar los trayectos en vehículo de los vecinos y vecinas para buscar aparcamiento en la zona, favoreciendo por una parte a los propios usuarios y a su vez al medio ambiente, ya que, si logramos evitar que los coches estén dando vueltas buscando una plaza libre, reduciremos la huella de carbono y las emisiones contaminantes propias de los vehículos”. Por estas razones, el consistorio tiene la intención de implementar progresivamente este proyecto piloto en otras zonas de la ciudad. Además, remarca que el proyecto “está prácticamente subvencionado en su totalidad gracias al Plan Irta de la Generalitat (80%) y a los fondos europeos Next Generation”.

Máximo control de la iluminación

De forma paralela, se implantado un programa para el control total de la iluminación de la calle Padre Llansol, afectando a luminarias del entorno que forman parte de la misma línea eléctrica. Este sistema permitirá un control total punto a punto de cada luminaria pudiendo regular su intensidad, su consumo energético y detectando de forma instantánea averías para su reparación rápida y garantizar el alumbrado nocturno en la calle y así fomentar el tránsito y la seguridad.

Las luminarias existentes disponen de tecnología de vapor de sodio. Actualmente la tecnología led presenta una eficiencia energética mayor. En este sentido se procede a la reposición del equipo de iluminación de las luminarias existentes para el cambio a la tecnología led, logrando una reducción del consumo eléctrico estimado en un 70 %, situación que se traduce en un ahorro anual de 38.700 kWh, lo que supone un ahorro económico anual de 7.700 euros.

Compartir el artículo

stats