La Policía Local de Silla salvó la vida de un ciclista de 64 años que sufrió un ataque al corazón cuando iba practicando este deporte junto a su hijo. A las 10.43 horas del domingo, se recibió un aviso al 112 sobre el desvanecimiento de un ciclista en la Avenida Alicante de Silla. Apenas tres minutos tardaron tres agentes en personarse en el lugar. Una vez allí comprobaron que el hijo le estaba realizando las labores de reanimación a su padre. Los policías comprobaron que el individuo no tenía pulso y se encontraba en parada cardiorrespiratoria e hicieron uso del desfibrilador automático portátil, que llegó a hacer una descarga. Después de siete minutos los agentes lograron recuperar las constantes vitales de este vecino de Paiporta y mantenerlas hasta que llegó una ambulancia del SAMU, que tiene sede en Silla , y trasladó al afectado al Hospital General, donde se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) aunque estable.

El hijo llamó personalmente a los agentes horas después agradeciendo su intervención y para y trasladarles desde el cuerpo médico la importancia de la rápida actuación policial que permitió a este ciclista de 64 años salvarle la vida y además sin sufrir secuelas a causa de los 7 minutos en los que se mantuvo en parada cardiorrespiratoria.

"La verdad es que actuaciones así, con final feliz, te dejan muy buen sabor de boca ", señala uno de los agentes de la Policía Local de Silla que logró salvarle la vida a este vecino de Paiporta, quien además quiso destacar que justo esa semana "habíamos recibido una formación sobre las técnicas de reanimación y el uso del desfibrilador que fue muy importante a la hora de realizar las maniobras con tanta rapidez".