Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juzgado exonera a un vecino de Aldaia de una deuda de 40.000 euros

El Ayuntamiento de Aldaia era uno de los acreedores

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Torrent ha aprobado la exoneración de las deudas contraídas por un vecino de Aldaia con diferentes entidades privadas y públicas. El pasivo ascendía a 40.000 euros pero tras un proceso de más de dos años ha logrado el perdón gracias a la intervención de la Asociación de Ayuda al Endeudamiento.

El afectado acumuló varios préstamos y tarjetas con varios bancos y entidades financieras durante varios meses. Podía hacer frente a los pagos, pero el estado de alarma hizo que su empresa iniciara un procedimiento de regulación temporal del empleo (ERTE). Su jornada laboral se vio reducida hasta el 80% del total, y la consecuente caída de sus ingresos. A partir de ahí fue optando por realizar pequeños impagos pero poder sacar su familia adelante. La cuantía a deber iba aumentando, debido a unos intereses desorbitados, y cada vez más acreedores se hacían notar reclamando el pago y amenazando con el embargo de su coche. Además, a la lista se unían incluso Administraciones Públicas como el Ayuntamiento de Aldaia o la AEAT.

El vecino decidió acudir a la Asociación de Ayuda al Endeudamiento. La primera iniciativa fue presentar un escrito, conocido como “pre-concurso”. Los acreedores no pueden reclamar ningún pago hasta que el deudor proponga un plan de pagos a estos, mínimo durante tres meses. Tampoco pueden iniciar embargos contra él.

Dicha propuesta se envió a todos los bancos en tiempo, pero no se aceptó, ya que las entidades contaban con seguros que les pagaban más de lo propuesto por el deudor. Esto no suponía ningún perjuicio para el cliente, el cual ahora había dejado por escrito y en documento público que intentó pagar algo, a pesar de ser insolvente.

Tras esto, los abogados de la Asociación presentaron la demanda de concurso de acreedores en el Juzgado, haciendo mención al intento de acuerdo propuesto sin éxito. En la misma solicitud se pidió directamente el perdón del total de deuda pendiente, ya que el interesado solo contaba con un coche en propiedad.

Esta petición fue aprobada el pasado 7 de febrero por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Torrent, donde, entre otros argumentos, se alegaba que el deudor era insolvente, que la deuda total no superaba los cinco millones de euros o que no haya rechazado una oferta de empleo acorde a su formación en los últimos cuatro años.

Finalmente, el juzgado ha resuelto conceder al vecino de Aldaia el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, que supone liberarlo de los 38.889,17 euros, aprobar el plan de pagos propuesto para los créditos públicos no exonerables de 163,33 euros durante cuatro meses y mantener su vehículo en propiedad. Los acreedores no podrán reclamar ningún pago más al ya ex-deudor ni incluirlo en ficheros de morosos.

Recientemente la asociación ya logró la exoneración para una pareja de Mislata.

Compartir el artículo

stats