Los usuarios del metro de la línea 3 entre Rafelbunyol y Albalat dels Sorells ya han podido circular hoy con normalidad, sin la necesidad de coger un autobús, al finalizar las obras de mantenimiento y mejora por parte de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), en las que ha invertido un total 32,1 millones de euros, no solo en esta línea, sino también en el trayecto Llíria-Benaguasil de la Línea 2y entre Bétera-Masies, de la Línea 1.

 

El Ayuntamiento de Massamagrell, por su parte, ha informado que todos los pasos a nivel de la localidad ya están abiertos al tráfico después de que ayer se realizaran las pertinentes pruebas con trenes para comprobar el funcionamiento de las barreras y las vías.

Mejoras en los pasos a nivel de Massamagrell. A.M.

Las obras, en todas las líneas, tenían como objeto, según FGV, conseguir una mejora sustancial del servicio ferroviario en materia de seguridad, comodidad y puntualidad que repercutirá directamente a los usuarios y usuarias.  Las fechas de los cortes de servicio, Semana Santa y Pascua, han sido elegidas para causar las menos molestias posibles a las personas usuarias, dado que en esos días se acumulan numerosos festivos y en las jornadas laborables no hay clases, al tratarse de vacaciones escolares y universitarias. 

 

Aparatos de vía

Con esta intervención se ha actuado sobre aparatos de vía (desvíos, escapes, travesías, aparatos de dilatación, toperas, etcétera.) y pasos a nivel, con tráfico de vehículos, aunque también peatonales y entre andenes. 

 

En concreto, con las actuaciones de la Línea 1 se han renovado tres desvíos, dos tramos de vía y un paso a nivel peatonal. Con las de la Línea 2 se han renovado tres desvíos, un tramo de vía y un paso a nivel vehicular. Con las de la Línea 3 se han sustituido trece desvíos, se han mejorado doce pasos a nivel para el tráfico rodado, se han renovado de forma completa tres pasos a nivel peatonales y la urbanización de otros dos pasos peatonales. Adicionalmente, se han renovado, mejorado o se ha desplazado lateralmente la vía en diversos tramos y se han sustituido las dos toperas en el final de la línea en la estación de Rafelbunyol.

 

Estas actuaciones se han previsto con la finalidad de hacer frente al deterioro que sufren estos elementos, provocado por el paso del tiempo y las condiciones climatológicas. 

 

Tanto los aparatos de vía como los pasos a nivel son los puntos de la red que mayores problemas generan al servicio de mantenimiento, por lo que requieren ser reemplazados a corto o medio plazo. Una vez finalizados estos trabajos, se obtendrá una mejora sustancial del servicio ferroviario en cuanto a seguridad, comodidad y puntualidad.