Compromís per Mislata "seguirá trabajando para poner en marcha todas las alternativas necesarias para que el ayuntamiento de Mislata deje el enfrentamiento político interesado y busque soluciones reales para que el autobús de la EMT vuelva a la Vila, si es realmente lo que hace falta", sirman desde la formación que está en la oposición.

Según los valencianistas, "tenemos que recordar que el alcalde socialista en el 2016 no quiso el autobús de la EMT para Mislata y ahora 6 años después tampoco ha sido capaz de buscar mediante el diálogo, soluciones para mejorar la movilidad, desterrando a Mislata de la nueva oferta integradora de transporte metropolitano realizada por Valencia". En ese sentido, afirman que el actual alcalde de Mislata, "para favorecer sus intereses políticos vuelca su ira contra Compromís, y prefiere pagar 200.000 euros por la línea de Metrobús, que estar inmerso en uno de los mayores cambios en el transporte público en la historia de nuestra área metropolitana". Hay que recordar que Mislata se negó a pagar los 190.000 euros que le pedía la EMT por la Línea 7 que al final el PP, con Rita Barberá al frente, suprimió.

"En lugar de buscar la confrontación con finalidad electoralista, lo que tendría que hacer Bielsa es escuchar, negociar y llegar a acuerdos como bien han hecho los ayuntamientos de Sedaví, Alboraia, El Perelló, Moncada, Alfara del Patriarca, Tavernes Blanques, Bonrepós i Mirambell, Almàssera y Vinalesa, que disfrutan del servicio de la EMT porque sus gobernantes han pensado en la ciudadanía y en la necesidad de un transporte público y de calidad. Está claro que Bielsa solo se mueve por el interés político, incluso en materias tan importantes como la movilidad, donde cuenta a la ciudadanía por votos, en lugar de expresar el sentir ciudadano que avanza hacia una gran mejora del transporte público interurbano", explica Javier Gil, portavoz de Compromís per Mislata. "Si a Bielsa no le salen las cuentas en la hora de apostar por la ciudadanía, simplemente con un pequeño recorte de su sistema propagandístico municipal podría afrontar esta inversión que redundaría en el bienestar de Mislata", concluye Gil.

Todas las poblaciones integradas en el transporte metropolitano pagan una cantidad económica a la EMT para poder recibir el servicio. Esta situación a bien seguro sería diferente si desde los gobiernos socialistas a Madrid no olvidaran que movilidad sostenible y bienestar van unidos. Recientemente, gracias a las reivindicaciones de Joan Baldoví en el Congreso, Valencia ha recibido nuevos fondos que se han visto reflejados en inversión, pero que están lejos de los recibidos por otras áreas metropolitanas a nivel estatal.

Mislata ha de participar en la Mesa de diálogo, que se encuentra siempre abierta, para negociar este y otros temas de movilidad sostenible, que nos afectan, aunque no aparezca ninguna respuesta positiva ante la incómoda voluntad demostrada de Bielsa y su equipo que se evidencia cuando se trata de temas que pueden tener una afección electoral.

Desde Compromís per Mislata expresamos nuestra voluntad para la negociación y de dejar de ser la isla en la cual nos ha convertido el PSOE de Mislata, olvidándose por completo de la agenda 2030. Lo emplazamos a dejar el postureo y la confrontación y lo invitamos al diálogo y la toma de acuerdos que redunden en el bienestar de toda la ciudadanía.