Desde su reciente incorporación a la Policía Local de Torrent, los nuevos miembros de la unidad canina, Hakan y Konan, han intervenido en más de una veintena de casos relacionados con la detección de drogas, fruto de una estrategia de vigilancia dinámica de las calles y controles establecidos en puntos clave de la ciudad.

“El buen desempeño de los nuevos agentes caninos, va a facilitar el trabajo al resto de miembros de la Policía Local, además de implementar nuevos métodos en la detección de casos”, manifiesta la concejala de Seguridad, Inma Amat.  "De forma que Torrent sea un municipio sitio más seguro para la ciudadanía”, continúa.

Por otra parte, esta unidad también participa en un programa de visitas a los colegios de Torrent, que tienen como objetivo prevenir a los más jóvenes sobre el consumo de drogas.