Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades inician acciones contra el aterramiento de las trincheras republicanas

Colectivos y activistas ponen en marcha una recogida de firmas y convocarán un paseo para que la ciudadanía conozca el patrimonio

Uno de los elementos defensivos junto a un entorno de arbolado. Laura Sena

El plan urbanístico de un promotor privado en Colinas de San Antonio, que cuenta con el aval inicial del Ayuntamiento de San Antonio de Benagéber y con el visto bueno de la Conselleria de Cultura, ha puesto en pie de guerra a asociaciones ecologistas y memorialistas. Como ya avanzo Levante-EMV, la actuación implicaría soterrar elementos defensivos de la llamada línea Inmediata (que se extiende desde el Puig de Santamaría a Vilamarxant), construida por el ejército republicano durante la guerra civil, dentro de la protección de València, y en concreto de un conjunto considerado de alto valor por sus defensores, y conservar solo uno de los elementos, integrado dentro de la urbanización, que es lo que ha autorizado la dirección general de Patrimonio de la Generalitat.

Tras una primera llamada de atención, la semana pasada, la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria, junto con el Centre d’Estudis Locals de San Antonio de Benagéber y el Grupo de Estudios Posición Defensiva València, han trazado ya una estrategia de movilizaciones. La primera acción será iniciar, hoy martes, 28 de junio, una recogida de firmas contra el proyecto de urbanización, en respuesta a la fase de participación que ha iniciado el consistorio, dentro de la tramitación del plan paisajístico. Dado que el procedimiento para expresar la opinión de la población a través del plan municipal «es difícil y enrevesado», y deja fuera a muchas personas que no manejen con destreza las herramientas digitales, las entidades recogerán firmas por el mecanismo tradicional en papel.

La segunda acción que se han planteado es lograr la adhesión a la causa de otras asociaciones, bien de la zona, o bien del ámbito del patrimonio y los estudios históricos. Por el momento, la primera en responder y prestar su apoyo ha sido la asociación vecinal de la Canyada, tal y como informa María Zaragozá Mayoral, de la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria. Ese colectivo se ha caracterizado desde los años 90 por reivindicar la defensa del bosque y todo el patrimonio que encierra el Parc del Túria, incluido el defensivo.

Uno de los elementos defensivos. M.Z.M.

Finalmente, la tercera iniciativa que plantean los tres colectivos es una marcha o paseo, para este fin de semana, para mostrar a la ciudadanía el lugar que se pretende urbanizar, así como las consecuencias que tendrá. De todo el conjunto, la dirección general de Patrimonio solo considera relevante proteger un fortín de doble cámara con refugio, que quedará ubicado en una zona verde.

Frente a ello, Zaragozá Mayoral defiende el valor tanto ambiental como paisajístico que tiene la zona ya que «la vegetación y al arbolado han ido cubriendo la superficie y además las estructuras defensivas están situadas en una posición que permitía tener una amplia visión de la zona», por lo que hoy son un mirador. Por ello, en la Coordinadora lamentan que este enclave quedara fuera del nuevo Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parc del Túria, porque esa protección habría impedido determinados usos. 

Por su parte, el Grupo de Estudios Posición Defensiva València, a través del fotógrafo José Aleixandre, reclama a la Conselleria de Cultura que reconsidera «de forma inmediata su postura» porque la urbanización «va a contribuir a silenciar aún más una historia que mucha gente pelea por sacar a la luz». El experto, que forma parte del grupo técnico de la Asamblea de Municipios de la Inmediata, recuerda que, en una reunión celebrada en 2019 en la conselleria, «la directora general Carme Amoraga respaldó la petición para que toda la línea defensiva fuese declarada Bien de Interés Cultural (BIC)». «Por lo tanto, la postura actual es totalmente incongruente», recalca.

Compartir el artículo

stats