«¿Es una broma». Esta es la frase más repetida entre algunos alcaldes y alcaldesas socialistas de la comarca de l’Horta desde que su homólogo de València, Joan Ribó, pidió al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la creación de un Consell Metropolità. La propuesta del alcalde «da risa», teniendo en cuenta que los y las socialistas de la comarca consideran que «si no existe un ente gestor del área metropolitana es porque él (y el ayuntamiento de la capital) siempre ha obstaculizado».

El PSPV de l’Horta Sud, a través de su dirección, recuerda que la creación de un Consell Metropolità que gestione los grantes asuntos comunes entre la ciudad de València y los municipios del entorno se reivindica en la comarca «desde hace 20 años». «Hemos hecho jornadas, debates, reflexiones a lo largo de los años sobre este tema», afirma el secretario general y alcalde de Silla, Vicente Zaragozà. La reivindicación se hace con más insistencia desde 2015, con el cambio de gobierno y la entrada del Botànic, ya que es el Consell el que tiene que legislar la creación de ese ente. De hecho, fue el socialista Carlos Fernández Bielsa, en su etapa como presidente de la Mancomunitat de l’Horta Sud, el que recogió la reivindicación que siempre había abanderado su compañero de Picanya, Josep Almenar. «Un proyecto para el cual el señor Ribó solo ha puesto trabas», inciden en el PSPV de l’Horta Sud. «Joan Ribó tiene que entender que, cuando se cree ese organismo, València no va a seguir teniendo la preponderancia como tiene ahora. Tienen la presidencia de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) y la de la Entidad Metroplitana de Tratamiento de Residuos (Emtre), y también la mayoría en la Agencia del Transporte Metropolitano de València. El futuro ente gestor del área metrolitana no puede ser así sino que que tiene que haber una representación proporcionada», señala Vicente Zaragozà.

Por su parte, el secretario general del PSPV de l’Horta Nord, Voro Soler, también opina que, desde 2015, su comarca ha reclamado «la necesidad de crear de un gobierno metropolitano». «Un proyecto al que Ribó no ha parado de poner trabas», asegura el también exalcalde de Godella. «Ante los problemas generados en el área metropolitana por las decisiones unilaterales del alcalde de València, los municipios hemos reclamado soluciones a la Generalitat que están siendo atendidas», esgrime este dirigente.

En la comarca del Camp de Túria, la reflexión es muy similar y también el PSPV coincide en las trabas que, en estos siete últimos años, ha puesto Ribó. «Continuaremos trabajando por la unidad territorial y por solucionar los problemas del área metropolitana como hemos hecho siempre», asegura la dirección comarcal, como también han afirmado sus compañeros y compañeras en l’Horta Sud y l’Horta Nord. «Aunque quizá es demasiado tarde, nos alegra que ahora el señor Ribó y Compromís se preocupen por los ciudadanos del resto de municipios de València», añaden las direcciones socialistas de las tres comarcas metropolitanas.

Además de los líderes comarcales, se han pronunciado al respecto alcaldesas y alcaldes. Así, el mandatario de Alboraia, Miguel Chavarría, que también preside el consorcio comarcal Pactem Nord, considera que «Ribó, como siempre, llega tarde» en este asunto. «La oportunidad para impulsar un gobierno metropolitano la tuvo en 2015 y hasta hoy solo ha levantado muros y puesto problemas en cuanto a la unidad metropolitana», indica el alcalde, y lo ejemplifica en que «cada pueblo del área metropolitana tiene un acuerdo distinto con la EMT».

Por su parte, la alcaldesa de Benetússer, Eva Sanz, que presidió la Mancomunitat de l’Horta Sud hasta hace unos meses, opina que «Ribo ha evidenciado durante estos años que gobierna de espaldas al área metropolitana y eso tiene consecuencias en la movilidad, el transporte y el proyecto colectivo. Con esa falta de compromiso es imposible avanzar como lo hace madrid o Barcelona».

En el pequeño municipio de Bonrepòs i Mirambell, su alcaldesa Raquel Ramiro dijo sentirse «anonadada» con la propuesta de Ribó a Puig. «¿Esta propuesta ahora cuando todo son pegas?. ¿Cuando se rompe una parada de la EMT ennuestro término municipal (metropolitano, por cierto) y sigue sin reponerse nueve meses después?», denuncia esta mandataria, además de reivindicar una relación «en igualdad de condiciones».

Las principales entidades comarcales de l’Horta Sud junto a la Mancomunitat han puesto en marcha otra iniciativa más para erradicar el término «Horta Oest», que utilizan algunos departamentos de las conselleria al difundir informaciones, consistente en llevar el debate a los plenos. En la acción participan la Fundació Horta Sud, el Foro Empresarial, l’Institut d’Estudis Comarcals (Ideco) de l’Horta Sud y Guaix-Escola Valenciana. De este modo, las cuatro organizaciones y la institución comarcal han tramitado a los 20 ayuntamientos de l’Horta Sud una moción a través de la cual se reclamará a la Generalitat que las diferentes conselleries dejen de utilizar un término que consideran alegal y que crea conflicto.

En el argumentario se explica que un decreto de 1985 del Consell estableció que las demarcaciones del territorio de la Comunitat Valenciana debía determinarlas la Conselleria de Administraciones Públicas. Y tres años más tarde, en 1988, esa institución elaboró una «Proposta de demarcacions territorials homologades» en la que figuraba Horta Oest (integrada por algunos pueblos de l’Horta Sud y la ciudad de Paterna), «que no tiene ninguna norma legal basada en derecho».

De hecho, los 20 municipios que quedan enmarcados entre el río Turia y Picassent, con Torrent como ciudad de referencia, nunca han aplicado aquella delimitación y ya habían constituido previamente, en 1982, su Mancomunitat, que ha cumplido 40 años. Treinta años después de la propuesta, en octubre de 2018, se publicó la Ley de Mancomunidades, en cuyo anexo figura l’Horta Sud con sus 20 municipios. Por tanto, las organizaciones entienden que esta es la «única norma jurídica existente que ampara las demarcaciones territoriales».

En la moción se explica, además, que «la denominación Horta Oest no tiene ningún sentido, por falta de bases «sociológica, administrativa, cultural, ni cualquier otra)» y que, frente a ello, l’Horta Sur «tiene una vigorosa sociedad civil que en los últimos años se ha estructurado en diferentes plataformas para su coordinación comarcal». «La acción conjunta de la sociedad civil y de los poderes públicos municipales y comarcales a los últimos 40 años ha generado una modernización en todos los ámbitos, un aumento de la cohesión social y un crecimiento económico en la comarca·, dice el texto, aunque «todavía quedan muchos retos».

L’Horta Sud lleva a los plenos el debate para erradicar el término «Horta Oest»

La Mancomunitat se alía con la Fundació Horta Sud, el Foro Empresarial, Ideco y Guaix

Laura Sena. TORRENT