Uno de los patrimonios más ricos y valiosos de Torrent es el arqueológico. En el amplio término municipal de la capital de l’Horta Sud existe cerca de una treintena de yacimientos y puntos de interés porque tienen restos, localizados en superficie o en el subsuelo, tal y como recoge, de forma exhaustiva, el nuevo Catálogo de Protecciones, actualmente en período de exposición pública en la ciudad. Y de ellos, el documento señala que en 23 de ellos se ha de intervenir de forma «urgente», o bien para ponerlos en valor o simplemente para realizar sondeos y prospecciones, de forma que queden localizados y claramente delimitados. 

Excavaciones en las que se descubrió la muralla. A.T.

Dentro de estos yacimientos y puntos de interés destacan algunos que datan de la edad del Bronce (los de Garravaques, la Llometa, Morredondo, Lloneta del Clot del Bailón y Puntal d’Albaida, además de la Covadra y la Cova dels Frares, que se presupone que son de esa época), otros que provienen de la etapa romana (los de Mas del Jutge, Sant Gregori, Benissaet, ambos conjuntos de Arquets y la Pared decantà), y un tercer grupo que se sitúa en el medievo (Benissaet, el acueducto del Pantano, la necróplis de la Carrasquera, la Masia dels Gils y la alquería del Xenillet, además de otros tres que pueden datar de esa época como el molino y la balsa del Mas del Jutge, o el que se localiza en Monte Sión).

Uno de los puntos donde el catálogo recomienda intervenir de forma urgente es la antigua muralla de la ciudad, cuya construcción se sitúa entre los siglos XIII y XIV, y que está oculta bajo las calles del centro histórico. Dado que no ha podido ser aún totalmente delimitada, el equipo técnico que ha considerado que su estado es «malo» y propone actuar. «En este caso no se trata de que el ayuntamiento comience a excavar sino que, conforme se vayan urbanizando calles del entorno de la Torre, por donde se considera que va el trazado (muchas de ellas ya en proyecto), se irán desarrollando prospecciones» para establecer el itinerario de la muralla.

Punto arqueológico en Benissaet.

Punto arqueológico en Benissaet. A.T.

Respecto al resto de puntos en mal estado, Amat explica que, una vez se apruebe el catálogo, se irán definiendo las actuaciones municipales y «se irán abordando aquellas que el equipo técnico considere más urgentes". El Catálogo de Protecciones recoge 583 elementos, de los que siete son Bienes de Interés Cultural (BIC), 106 son Bienes de Relevancia Local (BRL) y finalmente hay 470 elementos con distintos grados de protección.