Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tanatorio de Paterna se acoge a un fragmento de una sentencia en contra para poder abrir

La jueza reconoce que para instalar un tanatorio sin crematorio sigue vigente el PGOU de 2011, que permite su implantación en el casco urbano

El tanatorio mantiene su negocio abierto pese a carecer de licencia

Nunca una sentencia desestimatoria tuvo un efecto tan positivo en el demandante. Así al menos lo considera la empresa Abside Quart, propietaria del tanatorio situado en el barrio Santa Rita de Paterna. Dicho fallo judicial, que desestima el recurso de la mercantil, es el argumento legal que utiliza la sociedad para tener abierta la instalación desde el pasado abril, pese a carecer de licencia municipal y con el rechazo frontal de los vecinos.

La empresa del tanatorio presentó en 2019 un contencioso administrativo contra el acuerdo plenario del Ayuntamiento de Paterna, de julio de ese año, que aprobaba la modificación puntal número 74 del PGOU. Dicho trámite urbanístico regulaba la instalación de los tanatorios-crematorios, que “no será compatible en el ámbito del suelo urbano con uso global o dominante residencial”, rezaba el texto.

En su demanda, la mercantil argumentaba falta de justificación de la modificación, desviación de poder e inobservancia del plan de participación pública. La jueza desestimó el recurso pero no condenó en costas al demandante. En los fundamentos de derecho, en una sentencia del pasado febrero, la magistrada remarca que la solicitud de licencia que solicitó la sociedad se refiere a “tanatorio sin crematorio”, mientras que la modificación Nº74 del PGOU afirma que “tiene por objeto definir las condiciones urbanísticas del uso tanatorio-crematorio”.

Por tanto, el auto sostiene que “desde el prisma del objeto del proceso, son dos cosas absolutamente diferenciadas: el tanatorio sin crematorio puede ubicarse en zonas habitadas y el tanatorio-crematorio que los diversos PGOU ubican en los polígonos”. En este sentido, la jueza afirma que “no le vemos relación con los hechos que se narran en la demanda porque la modificación (la 74) no afecta a la empresa demandante que pretende poner en funcionamiento un tanatorio sin crematorio”. En definitiva, concluye la sentencia, “para la implantación de un ‘tanatorio sin crematorio’ sigue vigente la modificación puntual N62 del PGOU de Paterna de 2011 haciendo compatible el uso del tanatorio (sin crematorio) tanto en suelos industriales como en el casco urbano, por tanto, el demandante puede poner en funcionamiento el tanatorio”.

Y así es como el gerente de Abside Quart justifica su apertura del tanatorio desde el pasado abril. “La justicia me lo permite y seguiré abierto”, señala, pese a no disponer de licencia municipal al denegarla el ayuntamiento el pasado lunes 27 de junio en un decreto, donde también ordena el cese y cierre de actividad.

Pancartas contra el tanatorio de Paterna

Desviación de poder del ayuntamiento

Por otro lado, la mercantil también interpuso un contencioso contra el pleno de acordaba en septiembre de 2017 la suspensión de concesión de licencias en el barrio de Santa Rita, donde se encuentra el crematorio, para realizar el estudio o reforma de la ordenación urbanística. En esta ocasión, la misma jueza que en el proceso anterior sí estima la demanda de Abside Quart y afirma que en la actuación del ayuntamiento “concurre desviación de poder” al apreciar “finalidad espuria”. La magistrada sostiene que la maniobra municipal “no tiene otro objetivo que impedir a la demandante su legítimo derecho de instalar un tanatorio”. La jueza admite que en la sentencia de un mes antes “desestimamos que hubiera desviación de poder” con los mismos hechos, pero defiende que “existen diferencias entre ambos procesos”.  

Compartir el artículo

stats