Efectivos de la Guardia Civil están investigando a un joven, conductor de un vehículo de gran cilindrada, que superaba el doble de la velocidad máxima permitida en una vía desdoblada del área metropolitana de Valencia.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, el pasado domingo, sobre las 11.00 horas, en el marco de la campaña de vigilancia y control de la velocidad, un equipo radar de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detectó a un turismo con exceso de velocidad. Circulaba a 181 km/h en la vía desdoblada CV-30, a la altura del kilómetro 3.500, con dirección a València, a la altura de Burjassot.

El conductor fue parado e identificado por los agentes de tráfico. Se trataba de un varón de 30 años que viajaba solo por la vía convencional interurbana en la que el límite de velocidad máxima permitida de forma específica es de 80 km/h. Así, sobrepasaba ampliamente los límites establecidos, superando el doble de la velocidad permitida. El tramo de vía en el que estaba instalado el cinemómetro disponía de señalización específica de límite de velocidad a 80 km/h.

El Código Penal establece que sobrepasar en 80 km/h la velocidad máxima permitida en vías interurbanas es constitutivo de delito contra la seguridad vial, por lo que el conductor está siendo investigado como presunto autor del hecho punible.