Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de autobuses tras el corte por obras provoca colas y aglomeraciones en la línea 3 de Metrovalencia de Alboraia a Rafelbunyol

Ferrocarrils de la Generalitat cierra parcialmente tres recorridos de las líneas 1, 2 y 3 hasta el 31 de agosto para la renovación de vías en diferentes tramos

6

Colas en el bus de Alboraya por las obras del metro Daniel Tortajada

Colas de más de una hora y autobuses que pasan de largo sin parar en las estaciones. Es la situación que vivieron ayer desde primera hora de la mañana los usuarios de Metrovalencia que querían trasladarse desde Rafelbunyol a Alboraia. Un trayecto que desde ayer y hasta el 31 de agosto deberán realizar en autobús debido a las obras de renovación de vía en este tramo de la línea 3. Los trabajos también comenzaron ayer a ejecutarse en la Línea 1 (Castelló-Bétera, en el tramo de la Ribera Alta) y en la Línea 2 (Llíria-Torrent Avinguda, entre l'Horta y el Camp del Túria), aunque no consta que en estos últimos trayectos se produjeran aglomeraciones ni problemas de transporte.

La situación más caótica la vivieron los que querían viajar desde Rafelbunyol a Alboraia. Las personas usuarias que tenían "más suerte" y conseguían entrar en uno de los tres autobuses habilitados viajaban como sardinas enlatadas. Ante esta situación, muchos usuarios optaron por desplazarse hasta Alboraia en su vehículo propio o, incluso, en taxis. Desde Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) confirmaron a Levante-EMV que doblaron el número de autobuses en circulación, por lo que seis vehículos suplían el servicio ferroviario entre Alboraia y Rafelbunyol, lo que permitía ofrecer una frecuencia de 10 minutos en lugar de los 20 minutos iniciales. Para hoy está previsto que presten el servicio alternativo un total de 12 autobuses: siete urbanos y cinco escolares para garantizar un mejor servicio, según confirman fuentes de FGV a Levante-EMV

Al trascender los problemas de transporte en la Línea 3, el secretario de la Unión de Consumidores y Usuarios, Vicente Inglada consideró "preocupante" que la planificación de las obras ocasionen "problemas importantes" a los usuarios que diariamente utilizan esta línea que une l'Horta Nord con València. 

"Creemos que hoy mismo deberían de aumentar la frecuencia y el número de autobuses para completar los viajes de los usuarios y evitar las largas colas y las esperas que los usuarios están sufriendo durante el primer día de las obras".

Además, Inglada advirtió acerca del peligro que pueden ocasionar las aglomeraciones vividas en algunos autobuses durante las primeras horas de la mañana y que "han hecho que varios usuarios llamaran a nuestras oficinas preocupados".

El portavoz adjunto del Grupo Popular en las Corts, Miguel Barrachina, también reclamó a la consellera de Movilidad, Rebeca Torró, que pida "disculpas" y dé "explicaciones de manera inmediata" ante el "caos" generado por las obras en la Línea 3 de Metrovalencia. Barrachina considera "inadmisibles" las "colas de más de una hora en plena ola de calor para coger los autobuses que sustituyen a los trenes de FGV", cortados por las obras. Por ello reivindicó "de manera urgente una solución para que estos episodios tan lamentables, vividos esta mañana, no se vuelvan a repetir ni un día más".

El diputado del PP lamentaba que "la falta de gestión y previsión de la Conselleria de Movilidad y FGV tiene graves consecuencias para los ciudadanos" y criticó que "no exista un plan para garantizar que los ciudadanos puedan llegar a sus puestos de trabajo en un transporte de calidad tras estar suspendida la circulación ferroviaria por obras". Barrachina también lamentó que "Puig convierta la movilidad en un grave problema para los ciudadanos, que de manera bastante frecuente les toca viajar hacinados". Y concluyó: "El caos en cercanías, caos en las líneas de metro demuestran la poca sensibilidad que tiene el Consell de Puig por garantizar la movilidad en transporte público de los valencianos. Asistimos a un abandono y falta de interés que tiene consecuencias muy perjudiciales tanto para los ciudadanos como para el medioambiente".

Desde Compromís también pidieron ayer explicaciones a FGV por los retrasos y la falta de previsión en los autobuses por las obras de la línea 3 del metro y pidieron que se garantice que las personas con movilidad reducida o que viajan en silla de ruedas puedan subir al bus ya que, según explicaron, una usuaria se quedó sin viajar por no haber buses accesibles.

Desde Compromís se mostraron muy críticos con la gestión de FGV de las obras de la línea 3 por no haber previsto los usuarios que podían usar este servicio. El alcalde de Albalat, Nicolau Claramunt contactó con FGV a primera hora de la mañana para pedir explicaciones. E informó que desde FGV "están trabajando en el aumento de las frecuencias para que no pase lo mismo que ayer". Aunque avanzó que en el caso de que no mejore el servicio, "continuare presionando para que se resuelva”. El alcalde de Meliana, Josep Riera, insistió en la necesidad de que estos autobuses tienen que ser "sustitutorios del servicio de metro garantizando los mismos horarios previos a las obras”, además de habilitar “zonas para protegerse del sol dadas las altas temperaturas que estamos sufriendo”.

Finalmente, el alcalde de Foios, Sergi Ruiz, recalcó la necesidad de garantizar un transporte público “eficiente, sostenible y de calidad” que consiga “reducir el uso de coche privado para los desplazamientos”; por ello reivindicó la necesidad de “mantener las mismas frecuencias anteriores" al tiempo que confiaba en que las aglomeraciones "se solucionarán lo antes posible”.

Obras en las líneas 1, 2 y 3

FGV ha modificado desde ayer y hasta el 31 de agosto el servicio de las Líneas 1, 2 y 3 de Metrovalencia a lo largo de diferentes tramos, afectados por los trabajos de mantenimiento y mejora de vía. La empresa pública ferroviaria autonómica ha dispuesto un servicio sustitutorio de autobús en los tramos afectados que enlazará con las paradas de estas zonas y con las estaciones abiertas a la circulación ferroviaria.

En Línea 1 (Castelló-Bétera) los trabajos previstos afectan del 25 de julio al 31 de agosto el tramo Alginet-Castelló y del 8 de agosto al 31 de agosto a la conexión entre Empalme y Bétera

En Línea 2 (Llíria-Torrent Avinguda) las obras comenzarán también el 25 de julio hasta el 3 de agosto, en el tramo L’Eliana-Llíria, y del 4 de agosto al 21 de agosto, entre Les Carolines y Fuente del Jarro.

En Línea 3 (Rafelbunyol-Aeroport) los cortes del servicio comienzan el 25 de julio y se prolongarán hasta el 31 de agosto entre las estaciones de Rafelbunyol y Alboraia Peris Aragó.

Desde FGV piden "disculpas por las molestias que puedan ocasionar estas obras" y recomienda a las personas usuarias que se informen del paso de los trenes, de la ubicación de las paradas de los autobuses y de las frecuencias de los mismos en la página web www.metrovalencia.es y en el teléfono gratuito de información y Atención al Cliente 900 46 10 46, así como en @metrovalencia y en facebook/metrovalencia.fgv o la App oficial de Metrovalencia.

En cada estación de metro FGV estarán a disposición de las personas usuarias informadores para facilitar el acceso a las paradas de autobús y realizar trasbordos, dado que algunas de estas paradas, por imposibilidad física de acceso de los vehículos, no se encuentran en la propia estación del tren.

Actuaciones previstas

Para ejecutar estas actuaciones la Generalitat ha presupuestado más de 32 millones de euros, IVA incluido, con el objetivo de renovar distintos tramos de estas líneas y conseguir una mejora sustancial del servicio ferroviario en materia de seguridad, comodidad y puntualidad.

Con esta intervención, cuya primera fase se realizó en abril de este año, se actúa sobre aparatos de vía y pasos a nivel, con tráfico de vehículos, aunque también peatonales y entre andenes.

Estas actuaciones se han previsto con la finalidad de hacer frente al deterioro que sufren estos elementos, provocado por el paso del tiempo y las condiciones climatológicas. Tanto los aparatos de vía como los pasos a nivel son los puntos de la red que mayores problemas generan al servicio de mantenimiento, por lo que requieren ser reemplazados a corto o medio plazo.

Compartir el artículo

stats