Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ocupación de una finca desata un conflicto vecinal en Quart

Residentes denuncian la situación de inseguridad en el barrio desde la llegada de estas siete familias “okupas”, que piden ayuda ante la imposibilidad de pagar un alquiler

La finca ocupada propiedad del Sareb está en la calle Mayoral, de Quart de Poblet J.M. López

Vecinos de la calle Mayoral de Quart de Poblet han denunciando la ocupación completa de una finca por siete familias, que está abandonada desde hace más de 15 años y que pertenece a la Sareb. Según afirman, desde que llegaron los “okupas”, se ha creado mucha inseguridad en la zona, “ya que se sientan con sus sillas en la puerta, discuten entre ellos y presentan una actitud violenta increpado a todos los que pasan por su lado. Esta era una zona muy tranquila y ahora tenemos miedo hasta de salir a la calle”, asegura una de las residentes, quien ha contado que ayer mismo lanzaron un contenedor de ropa en medio de la calle. Los vecinos, desde que comprobaron la presencia de estos inquilinos ilegales, empezaron a organizarse e incluso crearon un chat de whats app con el objetivo de intentar emprender acciones para conseguir la marcha de los ocupas, y también ante el temor de nuevas ocupaciones y más ahora en verano cuando muchas casas se quedan vacías por vacaciones..

"Hay bastantes personas mayores en plantas bajas, que solían salir a tomar el fresco a un banco que hay en la calle y ahora ya ni pueden, porque empiezan a decirles cosas y ellos están inseguros, no quieren ni salir a comprar"

decoration

Así, han sido los vecinos los que han llamado en varias ocasiones a la Policía Nacional tras ser testigos de alguna reyerta entre ellos mismos, que ha hecho varias batidas por la calle y ha identificado que dichas familias ya vienen de ocupar otros inmuebles en poblaciones vecinas como Torrent o Manises. Del mismo modo, han elaborado un informe de desamparo, al constatar la presencia de menores, ya que no tienen ni luz ni agua, porque estaban enganchados de forma ilegal pero que ha sido cortada tras la denuncia impuesta por la propietaria del edificio.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Quart de Poblet asegura que fue el viernes cuando tuvieron notificación de que este edificio que estaba deshabitado había sido ocupado de forma ilegal. Los “okupas” se pusieron en contacto con servicios sociales, ya que les habían cortado la luz y el agua, al que estaban enganchados de forma ilegal, y que les impedía poder tratar de forma adecuada a los menores y a las dos embarazadas que se encontraban entre las siete familias que estaban viviendo en el edificio. Para comprobar estos datos, un equipo de servicios sociales acudió este lunes por la mañana a la finca “pero no les dejaron entrar, y por lo tanto sin informe que acredite la presencia de menores y la situación de vulnerabilidad de dichas familias no podemos buscar una solución, que pasaría por pedir a conselleria una vivienda social”, informan desde el consistorio.

“No queremos vivir gratis”

Amparo es una de las mujeres que están viviendo en la finca de la calle Mayoral de forma ilegal. Asegura que son siete familias, que hay dos mujeres embarazadas y también menores, “uno de ellos de apenas tres meses”. Afirman que han ocupado la finca que está deshabitada “porque no tenemos más remedio. No queremos vivir gratis, pero nadie nos ofrece un alquiler porque no tenemos una nómina”, señala esta mujer, quien ya ha sufrido otros tres desahucios más en otras poblaciones de la comarca. “Ahora nos ha cortado la luz y el agua, y no podemos atender como es debido a nuestras familias. Solo pedimos ayuda para que nos pongan un contador y nosotros pagaremos la luz y el agua “, señala. Esta mujer que actúa como portavoz de estas familias, asegura que se han visto sorprendidos por los carteles que hay por la calle donde los vecinos animaban a concentrase en contra de ellos. “No les hemos hecho nada, hay otros vecinos que sí nos ayudan y nos dan ropa”, concluye.

Compartir el artículo

stats