El colegio público El Cid verá culminadas a final de septiembre las obras más acuciantes en su patio exterior y accesos, para permitir el inicio del curso en las condiciones idóneas de seguridad y accesibilidad. La Junta de Gobierno Local ha aprobado, por primera vez en 40 años, una adjudicación de obra como contrato de emergencia para terminar la reforma, después de que la anterior empresa adjudicataria dejase abandonadas las obras de manera unilateral y el Consejo Jurídico Consultivo diera la razón al ayuntamiento, con las sanciones pertinentes para la empresa. El contrato de emergencia resuelve así un proceso de contratación arduo, que ha sufrido obstáculos tras el abandono unilateral de las obras por parte de la anterior empresa. El Ayuntamiento de Mislata ha retenido la fianza e impondrá sanciones ejemplares a la empresa que abandonó las obras. Según ha explicado el alcalde, Carlos F. Bielsa, “hemos decidido declarar, por primera vez en la historia del ayuntamiento, una obra como contrato de emergencia atendiendo a la necesidad e inmediatez de la reforma para hacer accesible el patio del colegio y permitir en unas semanas el inicio del curso con la mayor tranquilidad para los escolares y sus familias”

Los problemas derivados de este abandono se han solventado hoy a través de la aprobación en la Junta de Gobierno de una adjudicación directa a otra constructora que deberá acometer la finalización de aquellas obras que quedaron a medias.

Con la aprobación de este contrato de emergencia, el consistorio conseguirá ejecutar en los próximos meses las obras más acuciantes y urgentes para hacer accesible el patio del colegio, modernizándolo y convirtiéndolo en un patio coeducativo, según constaba en el proyecto inicial. Quedarán pendientes de contratación, no obstante, aquellas actuaciones que no se habían iniciado, y que no suponían un problema para el reinicio del curso académico.

Para la concejala de Educación, Ana María Julián, “debemos recordar que las mejoras en centros educativos no son competencia municipal, pero hemos estado trabajando duro desde el mismo día que la empresa adjudicataria de la obra informó del abandono de la misma y, gracias a la aprobación del contrato de emergencia, hoy se resuelve definitivamente esta situación”.