Los juzgados de la comarca de l’Horta necesitan más juzgados, más recursos materiales y personales, es la principal conclusión que se extrae de la memoria judicial de 2021 elaborada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Dicho informe concreta todas las necesidades de cada una de las ocho partidas judiciales de la comarca - Moncada, Massamagrell, Paterna, Torrent, Quart, Mislata, Catarroja y Picassent-, y aunque muchas de ellas vienen de años atrás, sí que se especifica que la carga de trabajo ha aumentado tras la menor actividad en 2020 por la crisis sanitaria. Según el TSJCV, los asuntos ingresados en los juzgados y tribunales valencianos experimentaron durante el pasado año un incremento del 11,8% que se ha visto acompañado por un aumento en la resolución concretamente de un 18% respecto a 2020.

La ampliación de lo que ellos denominan planta judicial, es decir, de las sedes con más juzgados, es sin duda la principal reivindicación de este balance. Solo Mislata, que inauguró nueva sede en 2018, afirma poder de momento asumir la actividad con sus cuatro juzgados, aunque sí reivindica nuevas salas de vistas ya que solo tiene dos, así como que se consolida la plaza de refuerzo de gestor, ya que no se han llevado a cabo la sustitución de tres bajas producidas en 2021.

En la petición de nuevos juzgados, se incide concretamente en la situación clamorosa de dos partidas judicales como Quart de Poblet y Picassent. En el informe, el Partido Judicial de Quart de Poblet, según datos del Decanato y en total por los tres Juzgados, en Penal, ha dado un número final de asuntos repartidos de 4.738 y, en Civil de 3.927, por lo que siendo sólo tres Juzgados “estamos ante una carga que exige la creación de un cuarto Juzgado, cuyo espacio ya tiene previsto este edificio en su segunda planta”. Es más, aseguran que la creación de dicho juzgado se publicó en el BOE hace más de diez años y que si este año sigue sin cumplirse su reivindicación, que al menos haya un nuevo juez de apoyo para liberar de trabajo a los tres juzgados existentes.

También reiterativa es la reivindicación de otro cuarto juzgado en Picassent, que el TSJ considera “imprescindible debido al elevado volumen de entrada de asuntos procedentes del Centro Penitenciario más grande de España y el segundo de Europa”. Así, explican que durante el ejercicio 2019 “se evacuó la petición formal por Junta de Jueces de creación del Juzgado nº4 de Picassent, elaborando el correspondiente informe que fue elevado al CGPJ sin que haya noticia al respecto. Se trata de una reivindicación antigua, necesaria y muy razonable, que podría ponerse en marcha con una mínima inversión, toda vez que la sede judicial ya cuenta con espacio previsto para dicho Juzgado nº4 desde la construcción del edificio”, matizan. Picassent tuvo en 2021 trató más de 8.000 asuntos judiciales (3.680 de instancia y 4.366 de instrucción).

Paterna, pese a contar con siete juzgados más uno de violencia sobre la mujer, con un incremento en procedimientos civiles del 7,62 % y del 4,45 % en penales con respecto a 2020, también el TSJCV considera necesario la creación de un nuevo juzgado mixto.

En Catarroja, la demanda es la prórroga del refuerzo del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción n.º 3 que se produjo en el segundo semestre del año 2021 debería ir acompañada “con la creación de otro órgano, un sexto juzgado. Lo contrario puede producir un efecto cuello de botella en la resolución de los asuntos”, se explica en el informe.

Palacio de Justicia de Paterna. L-EMV

Con un total de el 4.682 asuntos civiles registrados y repartidos entre los cuatro juzgados de Massamagrell, el CGJPJ exige la creación de un quinto juzgado, “para reducir pendencia civil, permitiendo reducir el solapamiento de los servicios de guardia de ocho días. En este momento la disponibilidad de Sala de Vistas ordinaria (planta baja) para un juzgado es de una semana y media al mes”, de ahí que se reivindica una nueva sala de vistas ya que solo se cuenta con dos para los cuatro juzgados. En cuanto a la carencia de personal, se solicita de nuevo que se valore la posibilidad de nombrar en el futuro nuevos JATs (Juez de Adscripción Territorial)que vengan a reforzar el partido judicial en materia civil”. En ese aspecto, se indica que en la última junta de jueces de 2021 se solicitó el nombramiento de un refuerzo transversal para compensar el sobrerreparto del Juzgado nº3.

Los cuatro juzgados de Moncada registraron en 2021 4.594 asuntos, casi 500 más que en 2020, con un incremento del11% en el registro civil y del 21% en lo penal. Ante la referida sobrecarga de trabajo en este partido judicial se considera necesaria la adscripción de un juez de refuerzo para el partido judicial, con la finalidad específica de celebrar juicios, ante la imposibilidad de los jueces de esta demarcación de poder asumir más señalamientos. Sería conveniente que la medida fuera acompañada del necesario refuerzo de personal. Y, sobre todo, resultaría necesaria la creación de una tercera sala de vistas, y de un quinto juzgado mixto.

A la espera del Palacio de Justicia de Torrent

En Torrent, el principal problema sigue siendo la dispersión de las instalaciones, alojándose tres Juzgados de Instancia y tres de Instrucción en el edificio principal sito en la plaza de La Libertad nº 3; los Juzgados de Instancia nº 4 y 5 se encuentran en la misma plaza en un bajo sito en el nº 9; el Juzgado de Instancia nº 6 también se ubica en la plaza antes dicha, en un bajo sito en el nº 14. El Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 6 está sito en la Calle Seis de Diciembre nº 11. Problema que debería estar ya en vías de solucionarse con la programada construcción del Palacio de la Justicia, cuyas obras deberían haber empezado este año.

La diseminación de los juzgados se agrava con las insuficientes salas de vistas, solo cinco. Ya en 2021 se habilitó la biblioteca como sala de vistas, “pero sigue sin ser suficiente, máxime cuando como consecuencia de la crisis sanitaria la utilización se ha incrementado para la práctica de diligencias que con anterioridad se realizaban en la oficina”, generándose situaciones algo rocambolescas como se narran en la memoria. “Durante 2021, como consecuencia de las reducidas dimensiones de la sala de vista ubicada en la planta tercera, el Juzgado de Instrucción nº 3 y el Juzgado de 1ª Instancia nº 3 han tenido que hacer uso de la sala de vistas del Juzgado de Primera Instancia nº 6 que se encuentra ubicada en otras dependencias (concretamente en la Plaza de la Libertad nº 14) obligando al Magistrado y Auxilio a desplazarse fuera del edificio con los expedientes, además de la confusión que ello genera en ocasiones para partes, testigos y demás intervinientes que pueden tener dudas del lugar al que deben acudir”, explican.