Las compañías aseguradoras están descartando la cobertura ilimitada de los festejos del bou embolat al considerarlo maltrato animal. Así lo ha revelado este martes la alcaldesa de Puçol, Paz Carceller, durante un pleno extraordinario para aprobar la organización de los actos taurinos del 7 y el 10 de septiembre, por parte del ayuntamiento. La mandataria popular apuntó que las compañías también atribuyen al peligro y al riesgo que supone el bou embolat, su negativa a dar cobertura ilimitada de gasto farmacéutico, sanitario y hospitalario.

Puçol celebró este martes un pleno extraordinario para modificar el acuerdo plenario de noviembre de 2021, en el que se aprobó que el ayuntamiento sería el organizador de todos los festejos taurinos del municipio en 2022. La alcaldesa explicó que la alta siniestralidad registrada en los bous ha provocado una serie de cambios entre las compañías aseguradoras, que ahora dificultan hasta el extremo la cobertura ilimitada de los festejos.

De ahí que el consistorio llegara a plantearse la posibilidad de dejar de ser el organizador de los festejos. Pero el 7, sobre todo, y el 10 de septiembre son considerados los días grandes de los bous de Puçol, y forman parte del calendario de las fiestas patronales del municipio. Por ello, el ayuntamiento, tras muchos esfuerzos, “nos hemos vuelto locos”, llegó a decir la alcaldesa, ha conseguido que los actos taurinos de ambos días por la tarde si gozarán de cobertura ilimitada. No así los nocturnos de bou embolat. “Hemos hablado con casi todas las compañías y no ha sido posible cerrar una póliza ilimitada para la noche por distintos motivos. La compañía que nos cubre el festejo de la tarde tiene como política no dar asistencia a festejos nocturnos porque considera el bou embolat una forma de maltrato animal. Y las otras compañías, ya sea por el mismo que esta, o por otros motivos, como la alta siniestralidad, tampoco han querido darnos cobertura”, revela la alcaldesa del PP. En este sentido, el ayuntamiento ha conseguido una póliza de 24.000 euros de gastos sanitario y hospitalario para los festejos nocturnos de ambos días, teniendo que correr con el posible coste que exceda de dicha cantidad. El mínimo que exige la Generalitat es de 6.000 euros. “Es peligroso, a riesgo de y puede tener muchas consecuencias organizar los bous con esa cobertura, pero lo haremos por estar toda la documentación entregada a la conselleria y por ser el día 7 la fiesta grande de Puçol”, sentenció Paz Carceller.

ENCUESTA: ¿Estás a favor o en contra de las celebraciones de 'bous al carrer'

  • 53111
  • 44042

El punto fue aprobado con los votos de PP, Vox y PSOE, cuya portavoz, Ana Gómez, defendió su apoyo a la propuesta para “salvar” los bous y que “se puedan celebrar de alguna manera. Quién entiende un Puçol sin el 7 de septiembre”, afirmó. La socialista admitió que “vamos a asumir riesgos, pero la fiestas tiene que celebrarse en estas condiciones tras dos años”. Compromís, que se abstuvo en la votación, alertó “del riesgo que corre el ayuntamiento siendo responsable con una cobertura de solo 24.000 euros. Por la noche la gente va cargadita de comida y bebida, y aumenta las posibilidades de que ocurra algo. Es una irresponsabilidad. Estamos hablado de mucho dinero. En los barrios donde se han producido cogidas los gastos han alcanzado los 400.000 euros”, aseguró el portavoz Enric Esteve.

¿Y qué ocurre con los festejos previstos para los días 17 y 24 de septiembre, 1, 8, 15 y 22 de octubre en barrios de Puçol? El pleno aprobó por unanimidad que seguirá como organizador de los festejos taurinos, para evitar el agravio con los del 7 y 10 de septiembre, pero siempre y cuando se consiga la cobertura ilimitada, ya que en esas fechas el consistorio descarta el riesgo de un festejo nocturno con solo una prima de 24.000 euros.  

Ya hubo problemas en los festejos de junio

En los festejos taurinos de junio, Puçol ya tuvo problemas para conseguir compañías aseguradoras que cubrieran los tres actos de bous al carrer. Por ese motivo, el ayuntamiento de Puçol lanzó una campaña dedicada a concienciar a los aficionados contra el abuso de drogas y alcohol: «Viu els bous en mode 0,0».

El consistorio informó que "el alcohol y las drogas han puesto en peligro la continuad de los 'bous al carrer' en la población". En el ayuntamiento reconocen que en el último año de festejos taurinos, antes de la crisis sanitaria "Puçol se convirtió en uno de los pueblos valencianos con mayor siniestralidad". La consecuencia de este "triste récord" es que "las compañías se niegan a asegurar este tipo de eventos y, las que lo hacen, exigen unos precios muy elevados", indicaron en un comunicado.

«Los seguros para los tres actos de junio nos cuestan el doble que los del último año completo y solo dos compañías lo hacen, el resto se ha negado», explicaba la alcaldesa Paz Carceller. «Hemos tenido muchos problemas por la alta siniestralidad, las compañías no quieren contratar este tipo de seguros… y si no hay seguros, no hay toro», añadía la mandataria popular.