La previsión de fuertes lluvias que ha situado a la comarca en alerta amarilla ha provocado que el Ayuntamiento de Catarroja decida aplazar al 3 de octubre el I Concurso Profesional d’Allipebre previsto para el lunes 26e. Era una de las grandes novedades anunciadas por el consistorio en la programación de las fiestas populares, ya que iba a reunir a 25 cocineros profesionales en dos secciones, la tradicional, siguiendo la receta que ha conseguido que este plato sea declarado Fiesta de Interés Turístico, y la creativa, dando total libertad a los participantes a la hora de sus creaciones.

Los trabajos se han estado llevando a cabo esta mañana en el Port de Catarroja donde se hará el concurso. A.C.

Este concurso se celebraba al aire libre en el Port de Catarroja, donde hace unos días también se tuvo que suspender la Fiesta de la Siega del Arroz debido a la lluvia. También se aplazó este miércoles por la noche la Nit Estellés ante la previsión de lluvia, que finalmente se celebrará el 7 de octubre. El Ayuntamiento de Catarroja sí que garantiza que se haga le 3 de octubre, “ya que aunque vuelva a llover hemos llegado a un acuerdo con la Escuela de Capataces para poder realizar el evento dentro”, explica la vicealcaldesa Lorena Silvent

Lo que sí va a celebrarse este sábado 24 es el concurso popular d’allipebre, que cumple su 50 edición, y cuyos tickets para participar -150- se agotaron en apenas dos horas. Según ha informado Silvent, la previsión de lluvia es a partir de las 17 horas, pero para asegurar que la zona está en condiciones y se puede garantizar la seguridad de los participantes, ya que se embarra con facilidad, “hemos conseguido la autorización del Parc Natural para colocar una fina capa de 5.000 metros de grava, que vamos a colocar en la zona de fuego y en la carpa donde se comerá, para que ayude a drenar el agua que pueda haber caído antes o que caiga en el momento”.

Un tractor acondiciona el suelo dentro de la carpa donde acudirán los comensales este sábado. A.C.

Esta mañana la vicealcaldesa se ha reunido con el equipo organizador y han estado supervisando el montaje de la carpa y la puesta de grava, “también colocaremos sacos de arena, a modo de tope, debajo de la carpa para que no pueda entrar el agua”. A diferencia del concurso profesional, con apenas 25 participantes, desde el consistorio han valorado que suspender este evento tendría grandes consecuencias “ya que muchos ya han comprado las anguilas y devolver los tickets y la carpa supondría un problema”, aunque Silvent deja claro “que por delante de todo está la seguridad de los vecinos y si al final hay una previsión meteorológica más grave se aplazará”.