“Nuestras campañas de concienciación ciudadana y de lucha contra el abandono y el maltrato animal siguen abiertas a todas aquellas personas que deseen colaborar.” La Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB) montó el domingo, en la plaza del Ayuntamiento, el Rastrillo Solidario de Otoño. A lo largo del día, la entidad ofreció una variada gama de productos a precios asequibles. La recaudación obtenida con la venta de género se destinará “íntegramente” a la atención de las mascotas que, de manera altruista, la SPAB lleva a cabo en el refugio.

Tal como estaba previsto, la Protectora centró la jornada del domingo en su campaña “Por el fomento de la adopción”. Frente a la compraventa de animales de compañía, que “es una forma de cosificarlos”, el colectivo animalista invita a la ciudadanía a incorporar “nuevos miembros a la familia” –así contempla el Código Civil a los animales de compañía desde principios de año– “mediante la adopción responsable”. Desde la SPAB recuerdan que “en los refugios de las protectoras todos sus huéspedes están esperando un ángel”.