El pleno de Silla, con los votos en contra del PSOE, que gobierna en mayoría, y del Partido Popular, impidieron que las dos calles franquistas Marques del Túria y Vicente Zaragozá Romeu, que todavía perviven en la población, pasen a llamarse Almudena Grandes y 13 Rosas.

Esa fue la petición que llevó ante la corporación municipal el concejal de Esquerra Unida (EU) Valentín Mateos, que solo contó con el apoyo de la concejala de Compromís, Raquel Sánchez. El PSPV votó en contra alegando que aprobó en Junta de Gobierno en el mes de julio que se abriría un proceso de participación ya en la próxima legislatura para elegir el nombre de las calles. El PP, por su parte, duda de que este Marques del Túria que da nombre a la calle “esté vinculado con el franquismo” y además defiende que el pleno aprobó dar el nombre de Miguel Ángel Blanco y del cronista Josep Antich a dos vías que podían ser estas.

La moción de Mateos, exconcejal de Memoria Histórica cuando cogobernaba en la legislatura pasada con PSOE, Compromís y Silla en Democràcia, se deriva del requerimiento de la conselleria de eliminar los vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura, contrarios a la memoria democrática y la dignidad de las víctimas que aún no han sido retirados o eliminados voluntariamente.

En el catálogo de elementos antidemocráticos realizado por por una Comisión Técnica de Coordinación, constituida por la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, aparecen aún dos nombres de calles vinculadas al régimen en Silla, como son Marqués del Túria y Vicente Zaragozá Romeu.

El portavoz de EU propone en su moción, ya que hay que eliminar estos vestigios, sustituirlos “por justicia reparativa” por la escritora fallecida Almudena Grandes, cuya obra se ha dedicado precisamente en recuperar el pasado oculto durante la dictadura de Francisco Franco y 13 Rosas, en honor a el grupo de 13 mujeres asesinadas durante la dictadura en 1939. Una propuesta apoyada por Raquel Sánchez, de Compromís, “porque además de que dan nombre de mujer a estas dos calles y se acabaría así con una labor que ya comenzó en 1979, con un ayuntamiento como el de Silla que fue de los primeros en eliminar los vestigios franquistas”.

calle Vicente Zaragozá Romeu. L-EMV

Por su parte, la concejala de Memoria Histórica, Pilar Castaño, se mostró de acuerdo en eliminar estos dos nombres pero no en su renombramiento, ya que alegó que en julio se aprobó abrir un proceso de participación para que fueran los ciudadanos y ciudadanas los que eligieran la denominación nueva de estas dos calles y así se comunicó oficialmente "tanto al senador Carles Mulet (cargo de Compromís que ha llevado el tema de los vestigios franquistas a la cámara alta) como a la conselleria”.

Una propuesta que se considera inaceptable por Valentín Mateos, “ya que eso supone retrasar un año la eliminación de estos vestigios” -la edila Raquel Sánchez recordó que a partir de enero no caben encuestas populares al estar en periodo electoral-y además alegó no entender “por qué el pleno sí votó a favor de dar nombre a dos calles con Miguel Ángel Blanco y Josep Antich sin abrir un proceso de participación y ahora en este caso sí que hace falta”. La socialista, defendió “que no se hagan las cosas a su manera y a su tiempo no significa que no se vayan a hacer”.