El Ayuntamiento de Catarroja, a través de la concejalía de Medio Ambiente ha lanzado la campaña, “Tanca la Tapa”. Con esta acción se busca concienciar a la ciudadanía de la importancia de este hecho para evitar situaciones de proliferación de insectos.

“Durante el inicio la pandemia por la COVID19 se pensaba que el virus se transmitía por contacto y por eso se nos ha quedado la costumbre, entonces bienintencionada, de dejar la tapa de los contenedores abierta, ahora una vez conocido que no es así y que el hecho de dejar la tapa abierta puede incluso ser perjudicial hay que rectificar y es lo que pretendemos con esta campaña de concienciación”, explica Jesús Monzó, alcalde de Catarroja.

Uno de los principales motivos de cerrar la tapa es evitar la entrada de agua a los contenedores. El agua estancada fruto de la lluvia que entra si las tapas están abiertas provoca la proliferación de insectos, además de ser un espacio perfecto, por sus características para otros tipos de plagas.

Para la campaña se han colocado en las tapas de forma visible unas pegatinas donde podemos leer: “Tanca la tapa. Per salut i per higiene”. En total 300 pegatinas en los contenedores soterrados que hay en una parte del pueblo. La empresa de recogida ha estado colocándolas a lo largo de estos días. Una campaña que empieza a ver sus frutos, puesto que como recuerda la regidora de Medio Ambiente, Elisa Gimeno, “ya se ven las primeras respuestas de la ciudadanía, muchas islas de contenedores soterrados ahora ya tienen las tapas cerradas y queremos dar las gracias a todos y todas que han tomado conciencia y actúan correctamente”.