La Policía Local de Aldaia ha interpuesto sanciones de 600 euros a dos personas, mayores de edad, que fueron sorprendidas dentro del colegio Martínez Torres del municipio cuando las instalaciones estaban cerradas al público. Al parecer, los dos individuos estaban realizando actos vandálicos en este recinto educativo.

Concretamente y, según ha podido saber este periódico, las dos personas que accedieron al recinto educativo indebidamente, estaban subidas en los bancos de las pistas descubiertas del centro educativo y "utilizando el mobiliario incorrectamente con el peligro de romperlo y de dejar la zona llena de desperfectos".

"Si se detectan nuevas entradas indebidas a instalaciones públicas, se impodrán más sanciones"

Desde el Ayuntamiento de Aldaia y la Policía Local del municipio de l'Horta Sud insisten en que "no vamos a tolerar actitudes que pongan en peligro la convivencia en nuestro pueblo o que atenten contra el patrimonio del municipio”, por lo que advierten que “si se detectan nuevas entradas indebidas a instalaciones públicas, no se dudará en imponer las sanciones correspondientes".