Un incendio en un garaje obliga a evacuar a más de 100 familias en Alaquàs

Los primeros indicios apuntan a que ardió un vehículo y provocó que otros seis quedaran calcinados

Fuego Alaquàs | Desalojadas 100 familias por un incendio en un garaje

CPBV

Un fuego que se declaró en la noche del miércoles en el garaje de dos fincas de Alaquàs provocó la evacuación de más de 100 familias durante dos horas, que estaban en sus casas, hasta que el incendio quedó controlado, y daños en numerosos vehículos estacionados en el interior. En una primera inspección, se ha detectado que siete coches han quedado totalmente calcinados aunque hay otros que presentan daños.

Los hechos comenzaron sobre las 10 de la noche del miércoles cuando la Policía Local recibió un aviso por el fuego ocasionado en el aparcamiento de dos fincas ubicadas entre las calles Lanjarón y Bisbe Cervera de Alaquàs. Según los primeros datos, uno de los coches estacionados en el interior ardió por causas que se desconocen y el fuego se extendió por el garaje.

Familias a la espera de volver a sus viviendas.

Familias a la espera de volver a sus viviendas. / L.S.

Inicialmente la Policía Local intentó sofocar el incendio pero, al ver las dimensiones, los agentes esperaron a que llegaran las unidades de bomberos, que solo pudieron entrar inicialmente con oxígeno. Mientras tanto, la Policía Nacional y la Local se coordinaron para evacuar a las fincas, por la cantidad de humo tóxico que se estaba generando. Por ello, se calcula que más de cien familias de dos edificios (las que residen en los primeros pisos) tuvieron que abandonar sus viviendas, conforme avanzaba la noche, y bajar a la calle, desde donde siguieron los acontecimientos.

Una vez en la calle, también la atmósfera estaba muy cargada (lo estuvo durante horas) y el garaje desprendía un fuerte hedor, por lo que los distintos operativos aconsejaron a la gente que respiraran a través de pañuelos. Se da la circunstancia, además, de que algunas familias quedaron divididas porque el padre o la madre bajaron a comprobar qué pasaba mientras el resto que quedaba en la vivienda y, como estaba situada en los pisos altos, hubo un momento en que los bomberos no aconsejaron bajar a más gente.

Unidades de bomberos en Alaquàs.

Unidades de bomberos en Alaquàs. / L.S.

Refugiarse en un hotel

A la zona donde se produjeron los hechos se desplazaron el alcalde de Alaquàs, Toni Saura, y los ediles Fran Evangelista, Sandra Conde, Jaime Marqués y Sebastián Ruiz. Aunque muchas familias esperaban en la calle, el viento y las bajas temperaturas provocaron que losrepresentantes municipales gestionaran la posibilidad de que se refugiaran en un hotel que está en la misma vía (el que acoge en sus habitaciones a más de 100 familias refugiadas de Ucrania) y que abrió su recibidor para que los y las residentes lo ocuparan. Allí se les suministró café caliente, infusiones y similares mientras duró su estancia de dos horas.

Pasado un cierto tiempo, las familias recibieron la comunicación de que podían volver a sus casas, aunque ventilando previamente las habitaciones con aparatos de aire acondicionado o abriendo las ventanas, porque la atmósfera seguía muy cargada de humo tóxico. Algunas de ellas optaron por volver a sus viviendas, mientras que otras acudieron a casa de familiares de pasar la noche.

Los agentes de la Policía Local, que se quedaron custodiando la zona, fueron inflexibles a la hora de no dejar pasar a nadie a los garajes por la toxicidad que había en el ambiente y porque el recinto está bajo investigación. De hecho, les advirtieron que pasarán entre tres o cuatro días hasta que puedan acceder y comprobar si sus vehículos están en buenas condiciones. Con todo, algunas fuentes avanzaron que las llamas pueden haber afectado de forma grave a otros seis coches, además de los daños de menor calado que hayan podido causar el resto.

Ya por la mañana, una inspección municipal accedió al aparcamiento y valoró los daños, que se sitúan en la primera planta, donde se originó el fuego, aunque el hollín también ha cubierto la segunda. Y respecto a los coches, a los siete vehículos calcinados hay que sumar otros que tienen encima desprendimientos de pintura del techo y hollín. En la primera valoración se ha estimado que la estructura de las fincas no ha resultado afectada. El alcalde de Alaquàs, Toni Saura, ha agradecido la rápida actuación del operativo que actuó, la acogida al vecindario desplazado de sus casas por parte del hotel, y también ha valorado que no se hayan producido daños personales.