Fomento gastó en 2009 660.000 € en un estudio de soterramiento para Alfafar

Los presupuestos del Estado incluyeron varias partidas para este trabajo encargado a una empresa madrileña

Flores en el paso a nivel donde falleció una joven de Sedaví este miércoles.

Flores en el paso a nivel donde falleció una joven de Sedaví este miércoles. / JM LOPEZ

El soterramiento de las vías a su paso por Alfafar no es la primera vez que está encima de la mesa del Gobierno. Incluso hace quince años parececía que por fin se iba a cumplir con la reivindicación histórica de los pueblos que atraviesan las vías en l’Horta Sud. El conocido como proyecto de Integración Urbana Línea C-1 entre Silla y Valencia llegó a formar parte de los presupuestos generales del Estado entre 2001 y 2009.

Fue en junio de 2007 cuando el Ministerio de Fomento adjudicó a la empresa madrileña Intecsa-Inarsa SA el Estudio Informativo de integración de la línea ferroviaria entre Silla y Valencia, sobre un tramo de 9 kms. El proyecto se presupuestó en 662.461 euros, con un plazo de redacción de 24 meses. Tal y como explicaron entonces, el estudio abarcaría todas las posibles soluciones para integrar el ferrocarril en su entorno desde los puntos de vista técnico, funcional, medioambiental, urbanístico y económico .

El proyecto se condicionaba a la puesta en servicio del trazado de alta velocidad Xàtiva-Valencia, que incluía una vía de ancho mixto desde Silla a València. Con esa actuación se preveía liberar el intenso tráfico y por lo tanto Fomento sí se mostraba abierto a iniciar una reflexión sobre el soterramiento de las vías, la liberalización de los terrenos que ocupa y, consecuentemente, su aprovechamiento urbanístico. Aunque Fomento específicamente no citaba la palabra «soterramiento», la solución a la integración del ferrocarril en el entorno urbano sí pasaba por enterrar las vías del tren y poder liberar el suelo que ocupaban para financiar el coste de las obras. 

El Consell de Zaplana aprobó en 2001 un proyecto del soterramiento 

El proyecto de soterramiento de las vías a su paso por Alfafar no es nuevo. De hecho ya hay uno realizado, lo curioso es que el encargado de hacerlo fue la Generalitat Valenciana gobernada por Eduardo Zaplana (PP). Fue en 2001 cuando la Generalitat Valenciana anunció la elaboración del Anteproyecto de soterramiento de las vías de Renfe en Alfafar, Benetússer y Sedaví, con una inversión de 9.000 millones de euros, incluso prometió que las expropiaciones comenzarías tras del verano del 2001 para que las obras se iniciarán en 2002, con un plazo de ejecución de tres años, llegándose a publicar en el DOGV.

Sin embargo, las diferencias de llevar a cabo el anteproyecto entre todas las administraciones hizo que acabara escondido en un cajón.

Adsuara lo llevó a Madrid

El actual alcalde de Alfafar,Juan RamónAdsuara, también del PP, quiso recuperar este proyecto guardado en el cajón y en 2014 viajó hasta Madrid para presentárselo a Fomento.Allí fueron claros: la Generalitat no tiene competencia para soterrar las vías.

Así lo recoge el pliego de condiciones técnicas al que tuvo acceso la periodista de Levante-EMV Laura Ballester en 2006 . En él, según relataba, Fomento considera «objeto básico de la propuesta eliminar o reducir el efecto barrera que la actual vía férrea genera en este tramo y, consecuentemente, aumentar la seguridad de la travesía» . La actuación se financiaría entre Fomento, con la liberación de terrenos y las administraciones autonómicas y locales, según se deduce del pliego de condiciones.

Sin consenso

Es en este último punto donde al parecer no se llegó aun acuerdo, ya que en 2010, el ministro José Blanco descartaba el soterramiento Silla-Valencia «porque es una actuación urbanística».

Fomento necesitaba para llevar acabo el proyecto el acuerdo de todas las administraciones implicadas, es decir Gobierno, Consell y ayuntamientos, con los que no se llegó a un acuerdo en los porcentajes de financiación.

Suscríbete para seguir leyendo