Més, EU y Podem exigen el acta a la edila de Torrent que acude a actos religiosos

Las asambleas locales de las tres formaciones reprueban a Maria Jesús Herrada por "deslealtad" y una "conducta contraria a los acuerdos democráticos"

Herrada: "No pueden doblegarme y son unos machistas; el acta es mía y no me voy"

La concejala Herrada y su familia, en la misa de Sant Antoni

La concejala Herrada y su familia, en la misa de Sant Antoni

Alfredo Castelló

Alfredo Castelló

Podem, Esquerra Unida del País Valencià y Més-Compromís (una de las tres formaciones que conforman la Coalició Compromís) han anunciado la aprobación por unanimidad en cada una de sus asambleas locales, la reprobación de la concejala Maria Jesús Herrada Ricart y la petición de su acta de regidora. Herrada es una de las dos representantes del grupo municipal Compromís-EU-Podem, junto con Xavier Martí. Ambos son de Compromís, al figurar en los puestos de salida, pero de corrientes distintas: Martí es de Més (antiguo Bloc) y Herrada de Iniciativa, el partido de Monica Oltra.

Las tres formaciones explican en un comunicado que "los motivos principales que nos han llevado a tomar esta decisión son la conducta contraria a los valores y los acuerdos democráticos tomados en los órganos de coordinación, la declaración expresa de no cumplir con los mismos, las amenazas de abandonar el grupo municipal y el trato a su personal, así como la deslealtad mostrada por la concejala hacia los tres partidos que firman este comunicado". Los tres partidos insisten que quieren "mostrar nuestra desaprobación en perder definitivamente la confianza política, así como desautorizarla como representante de la coalición local de Compromís-Podem-EUPV".

Ante esta situación, los tres partidos exigen a Herrada que entregue su acta de concejala que "adquirió, en gran parte, gracias a la militancia de Podem Torrent, EUPV Torrent y Més-Compromís Torrent, y a la cual ya no representa más".

El origen del conflicto

El trasfondo del malestar de los tres partidos radica en el incumplimiento de Herrada del manual que impulsó recientemente el grupo municipal con el objetivo de «establecer unos parámetros de asistencia y actuación a los actos públicos que se celebren en Torrent y a los que el grupo municipal sea invitado». Entre las normas que establece el manual se especifica que «no asistiremos a actos religiosos como coalición, sea de la religión que sea». Se puntualiza que «si alguien quiere asistir a título personal, tiene totalmente prohibido utilizar asientos reservados para la corporación, así como subir fotos a las redes con el resto de la corporación». En este sentido, se recoge que las redes sociales de los tres partidos «no compartirán imagen alguna con carácter religioso».

Herrada, en la misa de À Punt

Herrada, en la misa de À Punt / L-EMV

Al día siguiente de publicar este diario el contenid, Maria Jesús Herrada, lejos de esconderse, participó en dos actos religiosos, siempre a título personal: asistió a la celebración de la clavaría de Nuestra Señora del Buen Consejo y leyó la primera lectura de la misa matutina en la parroquia de la Asunción, la que se retransmite en À Punt.

"No entrego el acta; son unos machistas"

Tras estos episodios, los tres partidos han aumentado la presión sobre la concejala, con la reprobación y que devuelva el acta. Petición que Herrada avanza que no concederá.  "Esta acción es una venganza y celos porque no me pueden controlar. Es una chiquillería y una actitud pueril de los tres partidos, que desde el principio han tenido el único objetivo de tirarme y que entre el concejal de Podemos". La regidora sostiene que "ven que actúo con libertad y no pueden controlarme, y esa es la frustración que tienen, ya que fracasan en su objetivo de imponerme y doblegarme. Es una actitud machista". La regidora de Iniciativa recuerda que su partido anunció que no sometería a votación el manual, y, por tanto, no se aprobaría. "Estoy muy tranquila, tengo el apoyo de mi partido y no pienso entregar el acto, que es mía", ha sentenciado.