Un café compartido, el antídoto contra la soledad en Torrent

El ayuntamiento organiza encuentros con mayores para evitar el aislamiento no deseado

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar. / Miguel Angel Montesinos

Violeta Peraita

Violeta Peraita

Faltan diez minutos para las 16:30 horas, que es cuando tienen la cita, pero más de veinte personas mayores ya han tomado asiento. Llegan con tiempo. "Somos jubilados", explicará una de ellas al preguntada por la puntualidad. Cuando Levante-EMV llega a la cafetería del centro de mayores Virgen del Olivar de Torrent, ubicada en una terraza con huertos urbanos y un gran mural, las asistentes (porque son la mayoría mujeres) ya ocupan las dos largas mesas con las que cuenta el pequeño local.

Al fondo de todo el recinto, una decena de mayores, casi todos hombres, juegan a la petanca. Pero parece que lo hacen en silencio porque en las mesas cantan, hablan y ríen en voz alta mientras esperan su refrigerio.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar. / Miguel Ángel Montesinos

Tienen entre 70 y casi 90 años y lejos de volverse más tranquilas con su edad, no paran ni un minuto. Se reunieron esta semana de junio en el marco de un nuevo programa de acompañamiento para combatir la soledad no deseada que ha impulsado el Ayuntamiento de Torrent y que se llama "Tertulia del café". El objetivo es ofrecer un lugar de encuentro, al principio moderado por profesionales de servicios sociales, con la finalidad de que este grupo pueda cohesionar con el resto de grupos que participan en actividades en los centros e incluirlos en la participación de la vida de los centros municipales de personas mayores.

De hecho, la mayoría de quienes asisten a este café, también participan en talleres, actividades y cursos en los centros de mayores de la capital de l'Horta Sud. El consistorio quiere que, quienes estén solos y no estén implicados en encuentros sociales, puedan engancharse a través de estos encuentros y conocer a más gente. Puso fechas señaladas pero ellas se han organizado y cada miércoles se juntan.

"Nos gusta venir porque así no estamos solas en casa"

Margarita y Rosa son cantinarinas y se sientan una al lado de la otra. Una canta en el Orfeón Polifónico de Torrent y la otra en la Unió Musical. Lo cuentan y hacen una demostración con algunas canciones que les gustan. "Nos gusta venir porque conocemos a chicas nuevas y no estamos en casa solas". Lo cuenta Margarita, una mujer de 80 años con una vitalidad que evoca a la juventud.

Margarita, en el café tertulia en el centro de mayores de Virgen del Olivar en Torrent.

Margarita, en el café tertulia en el centro de mayores de Virgen del Olivar en Torrent. / Miguel Ángel Montesinos

Hace yoga ("sentada, porque no puedo caminar mucho", aclara y señala el bastón que descansa sobre su silla), memorización, coro y teatro. Explica que es de Cuenca pero lleva 60 años en Torrent. "Me casé en Aldaia y hubo boda y tornaboda". Hace 16 años su marido murió y todos sus hijos "están casados y con hijos; ¡tengo hasta biznietos!", exclama. Por eso, porque vive sola, se apunta a todas estas actividades. "Aquí tengo a mis amigas", dice. Señala a Rosa, cordobesa de nacimiento pero torrentina de adopción. "Vivo en el Vedat pero vengo en autobús a este centro de mayores porque me gusta el ambiente, somos como una familia", cuenta. "Vine por el teatro y los playbacks y también canto, me gustan las artistas andaluzas como Rocío Jurado o Lola Flores, también Paloma San Basilio.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar. / Miguel Ángel Montesinos

Al otro lado de la mesa, nutrida principalmente por mujeres, se sienta uno de los pocos hombres que han acudido a la cita. José María es uno de ellos. Al lado tiene a su mujer Juana, que es la directora del grupo de teatro. Hoy es José María pero las noches de playback se convierte en Antonio Molina, Juanito Valderrama, Francisco o Nino Bravo. Ellos viven en pareja pero señala que necesitan salir y socializar con más gente. Apunta a Núria, que se sienta frente a él y explica que esta semana harán un número de Vicco, "esa la conocerás, es más joven. Nos atrevemos con todo".

Mercedes escucha atenta y preguntada por su opinión sobre la tertulia café dice que "siento que mejor ya una no puede estar". Vive sola y dice que en estos encuentros se lo pasa bomba. Relata una vida de madre soltera con 5 hijos. Es de Ecuador y se los trajo a todos. Vivió en Estados Unidos, en Francia, en Zaragoza y en Torrent. Sus hijos se han hecho mayores y viven en distintos países y en la capital de Aragón pero ella, cuando era mayor, se volvió a Torrent. "Aquí tengo a mis amigas; no estoy sola", dice.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar. / Miguel Ángel Montesinos

En la mesa de al lado hay más gente. Ríen y comentan, comparten tiempos pasados, experiencias de juventud, vidas con un lugar en común: Torrent. Carmen y Victor son un matrimonio. Ella impulsó un taller de reciclaje textil para mayores y colecciona Barbies y él, artista fallero de toda la vida, pintó el mural que hay en la pared final del patio del centro de mayores. "Aquí conocemos a gente de otros círculos. Como estamos jubilados, necesitamos rutinas, actividades, salir de casa, seguir con toda la vitalidad", explica a este diario.

"Estos espacios me ayudaron tras la pérdida de mi marido"

Frente a ella se sienta una mujer que también se llama Carmen. "Me quedé viuda hace 13 años y estos grupos y las actividades me ayudaron mucho a superar la depresión de la pérdida de marido". Ella participa en otros talleres de los centros de mayores, pero es la primera vez que viene a la tertulia café y está conociendo a nueva gente. "Creo que la soledad es una cosa interior. En mi caso está siempre cuando voy a casa, pero es verdad que con estos grupos he podido salir de esa sensación de desasosiego, nos lo pasamos muy bien", explica.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar.

Torrent combate la soledad con tertulia y café en el Centro de Mayores Virgen del Olivar. / Miguel Ángel Montesinos

En esa misma mesa hay personas de la residencia de Santa Elena, que valoran el salir y compartir con otras personas con las que no conviven. También Eugenia y Manoli, dos mujeres que llevan siendo amigas 45 años. Ahora viven solas pero se hacen compañía con estos espacios y también con las actividades. "Si no quieres estar solo, una vez te quedas viuda o tus hijos se marchan de casa, aquí encontramos la compañía. Nos lo pasamos bien, somos un grupo de amigos muy diverso. Es una maravilla", zanjan.