Renfe habilita autobuses para cubrir el servicio de la C-3 en València

El plan se fija del 22 de julio al 7 de septiembre, en los meses de verano para que haya menor afección en el tráfico

Renfe habilita autobuses para garantizar el servicio de la C-3 a causa de las obras en la estación Fuente de San Luis

Renfe habilita autobuses para garantizar el servicio de la C-3 a causa de las obras en la estación Fuente de San Luis / DELEGACIÓN DE GOBIERNO EN LA COMUNITAT VALENCIANA

Renfe ha establecido "un plan alternativo" de transporte por carretera --autobuses-- para los servicios de la Línea C-3con el objetivo de que los usuarios puedan tener acceso a la ciudad de València entre el 22 de julio y el 7 de septiembre durante las obras en la estación Fuente de San Luis, enmarcadas en las actuaciones del Corredor Mediterráneo y las del Canal de Acceso.

Así lo han hecho saber la delegada de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, y el director general de Relaciones Institucionales de Renfe, José Luis Blanco, en declaraciones a medios, después de mantener una reunión.

Las rutas afectadas

El servicio se prestará por carretera en autobús entre las estaciones de València Nord y València Sant Isidre y entre València Fuente de San Luis y València Sant Isidre. También habrá transporte por ferrocarril entre las estaciones de València Nord y València Fuente de San Luis, utilizando los servicios de la C-6 en ambas direcciones e igualmente transporte por ferrocarril entre las estaciones de València Sant Isidre, Buñol y Utiel, en ambas direcciones.

Bernabé ha señalado que "están buscando que las afectaciones se den en los meses de verano cuando hay menos tránsito", y ha detallado que Renfe se reunirá con "cada una de las administraciones, tanto con la Generalitat, como con los alcaldes de las distintas poblaciones para que todos los usuarios puedan tener acceso a València en circunstancias normales".

De hecho, Blanco ha hecho hincapié en que las obras se han planificado en los meses de verano para que "haya menos afecciones". "Evidentemente es un perjuicio, un problema, pero ante los problemas lo que intentamos desde Renfe es buscar soluciones, por ello, las obras se hacen en estos momentos para causar el menor prejuicio a los clientes", ha sostenido.