Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buñol suspende las licencias urbanísticas para parques solares

Asociaciones ecologistas presentan alegaciones al plan que permitirá instalar plantas fotovoltaicas en Ayora

Protesta para salvar la zona agrícola del Farrajón, en Buñol. | JUAN REPI

El pleno del Ayuntamiento de Buñol aprobó ayer suspender, a partir de ya, las licencias urbanísticas que promuevan la instalación de parques fotovoltaicos como el que tenía intención de implantarse en el Farrajón, una zona agrícola y forestal que ha generado la contestación social en contra de este proyecto.

La moción salió adelante con los votos de IU, Podemos, IAB y PP, y con la abstención del PSOE que había propuesto momentos antes que este punto se quedara sobre la mesa para ser aprobado en el próximo pleno del mes que viene «para dar voz a los vecinos», tal como defendió la alcaldesa socialista, Juncal Carrascosa. Explicó que en solo una semana se había reunido con dos grupos de vecinos «preocupados por la desinformación sobre lo que supondría este proceso de paralización para sus propiedades y su intención de ser escuchados por todos los grupos municipales».

Mientras, cinco asociaciones ecologistas, entre las que se encuentra la Societat Valenciana d’Ornitologia y la Plataforma Sierra de Chiva, han presentado alegaciones al Plan Especial de Ordenación de Infraestructuras de generación de energía solar en Ayora, Zarra y Jarafuel al entender que se trata de un «modelo energético especulativo» ligado al mercado de las energías renovables que impacta contra el campo valenciano. El plan permite la instalación de macroplantas «en parajes de elevadísimo valor medioambiental», lo que resulta «inadmisible» que estas plantas ocupen estos terrenos con placas, tendidos eléctricos y vallados de miles de hectáreas contra la flora y fauna de la zona.

Compartir el artículo

stats