Efectivos de la Guardia Civil de Ribarroja, en el marco de la operación 'Dobecose', han detenido a un hombre acusado de profanar tumbas en el cementerio de la localidad valenciana de Cheste.

La Guardia Civil tuvo conocimiento el pasado 8 de enero de la existencia de una denuncia sobre la profanación de varias tumbas en Cheste. Uno de esos ataúdes, incluso, estaba abierto dejando a la vista el cadáver.

La noche anterior a la interposición de la denuncia, un hombre realizó una llamada telefónica al Centro de Coordinación y Emergencias de la Generalitat Valenciana y manifestó que estaba presenciando cómo unos jóvenes intentaban forzar la entrada del cementerio de Cheste.

Los agentes de la Guardia Civil de Ribarroja inspeccionaron el lugar de los hechos y, tras una ardua investigación, consiguieron las pruebas e indicios necesarios para esclarecer lo sucedido.

Por lo que el 18 de enero realizaron un registro en la localidad de Cheste, en el domicilio del denunciante, el cual había intentado inculpar a otras personas de sus delitos. Hallaron en la vivienda más de 50 objetos funerarios y una pistola simulada.

El objetivo del autor era sustraer el mayor número de objetos valiosos de las tumbas y cadáveres. Para conseguir sus fines, llegó a coaccionar a otro hombre con una pistola simulada, con el que convivía, para que le ayudase haciendo labores de vigilancia en el cementerio.

Finalmente, la Guardia Civil detuvo al hombre, de 26 años y de nacionalidad española, por los delitos de robo, coacciones y contra los sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Requena.

Alarma social

El cabo primero del Equipo de Policía Judicial de Ribarroja ha destacado "la alarma social" provocada por este suceso, así como los resultados conseguidos gracias a las investigaciones puestas en marcha para esclarecer los hechos.

Asimismo, ha detallado que los objetos recuperados han sido expuestos en el Cuartel de la Guardia Civil de Cheste y han sido reconocidos por varios vecinos de la población.