Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Tomatina volverá a Buñol el 31 de agosto, dos años después y en su edición "más nacional"

El Ayuntamiento ha puesto a la venta 20.000 entradas y confía en atraer a visitantes nacionales por las restricciones vigentes todavía en algunos países

Imagen de archivo de La Tomatina TOMATINA

Las calles de Buñol volverán a teñirse de rojo el último miércoles de agosto con La Tomatina, una fiesta que en 2022 se prevé "más nacional" por las restricciones que mantienen algunos países. La batalla de tomates más célebre del mundo recuperará la normalidad tras dos años de parón y lo hará a lo grande: celebrando su 75 edición y sus 20 años como Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Dos hitos por los que el Ayuntamiento de Buñol planea una gran celebración, este año bajo el lema 'No te la puedes perder'. "Celebramos no solo la recuperación de nuestra fiesta más emblemática y uno de los principales eventos turísticos de la Comunitat Valenciana, sino también la superación de la pandemia y de todo lo que ha implicado. Por ello, estamos trabajando para que la cita de 2022 sea doblemente especial para todas las personas", subraya la alcaldesa, Juncal Carrascosa.

Se han puesto a la venta 15.000 entradas a través de operaciones de viajes, agencias especializadas y la web oficial del evento, a un precio de 12 euros. Además, se habilitará la venta directa de 5.000 entradas, destinadas mayoritariamente a los vecinos de Buñol.

La cita será el 31 de agosto, a las 12 horas, y transcurrirá por el recorrido habitual: las calles San Luis, Cid, Plaza Layana y la Plaza del Pueblo, donde culminará a la una de la tarde con la traca final.

Esta Tomatina contará con un plan de seguridad y un "estricto" control del aforo, validado en los últimos años y reforzado en 2022. "Buñol está preparada por si se plantea alguna circunstancia que haga necesario limitar aforos y poner alguna medida extraordinaria", afirma la alcaldesa en un comunicado.

La previsión es que las limitaciones en los desplazamientos que aún rigen en algunos países propicien la celebración de La Tomatina "más nacional" de las últimas décadas. Más de la mitad de los participantes en la batalla en los últimos años han procedido de países de todo el mundo, desde Asia a Estados Unidos, Latinoamérica, Europa o Austria, consolidándose como uno de los eventos más emblemáticos de la Comunitat Valenciana, de los que más han contribuido a su proyección y marca turística a nivel internacional.

Así ha sido La Tomatina de Buñol 2019

Así fue La Tomatina de Buñol 2019 Leticia de Torre / Agencia EFE

Captar visitantes españoles

"Este año creemos que la presencia local y nacional será mayoritaria", señala la concejala de Turismo y Tomatina, María Vallés. En línea con este nuevo contexto, se llevará a cabo una campaña de difusión y promoción junto a la Generalitat Valenciana y la Diputación de Valencia para atraer a este perfil de turista más cercano.

Entre las múltiples novedades previstas destaca una zona de aguas, ambiente musical en el recinto de la batalla y "alguna otra sorpresa más". Como calentamiento, el sábado 27 de agosto se celebrará la Tomatina infantil en la Plaza del Pueblo, abierta a la participación de niños de entre 4 y 14 años.

La Tomatina en realidad virtual

Y los amantes del evento que no puedan desplazarse hasta Buñol pueden disfrutar de 'La Tomatina VR Experience', un juego de realidad virtual interactivo que, con el soporte de un visor Oculus Quest, permite participar en una batalla tridimensional de tomates que el jugador debe lanzar y esquivar, sumergiéndose en elementos como el agua desde los balcones, los camiones, la música, los cantos y el bullicio. Una propuesta que permite a personas de todos los perfiles y condiciones, disfrutar de las sensaciones de la fiesta, "con carácter atemporal, inclusivo y de manera asequible".

Compartir el artículo

stats