LA DESALACIÓN DEL AGUA TIENE UN COSTE QUE LOS AGRICULTORES NO SE PUEDEN PERMITIR

Antonio gil olcina
ENTREVISTA - Antonio Gil Olcina
Geógrafo y rector emérito de la Universidad de Alicante

Antonio Gil Olcina (Lorca, 1942), es catedrático de Análisis Geográfico y rector emérito de la Universidad de Alicante. Sus 250 publicaciones versan sobre climas de la península ibérica, cambio climático, aguaceros copiosos e intensos, y sobre la región climática del sureste ibérico.


 





-¿Por qué hay tanto miedo en España a hablar de trasvases?

-El rechazo reciente de los trasvases, por oposición de las comunidades autónomas cedentes tiene un hito importante durante el verano de 1994, en el marco del duro período de sequía de 1993 a 1996. Históricamente, el planteamiento de trasvases precedió al de los pantanos.

-¿A qué se refiere?

-Baste recordar que el próximo año se cumplirán 600 de la solicitud, en 1420, del trasvase Júcar-Vinalopó. Históricamente, puede recordarse asimismo el de las aguas del Castril y Guardal a la cuenca del Segura proyectado desde comienzos del siglo XVI. Y, en el primer tercio del siglo XX, durante la II República, los proyectos de mejora y ampliación de los riegos de Levante con caudales del Tajo o del Ebro.

-¿Considera que el Tajo-Segura tiene futuro en un escenario de reducción de lluvias?

-La hipótesis de reducción de precipitaciones, por su interés y trascendencia, precisa aún de mucho estudio e investigación. No está tan claro que se vayan a producir los decensos de lluvias de los que se está hablando.

-¿El Tajo tiene alternativas para poder dotar de más agua al trasvase?

-El protocolo adicional del Convenio de Albufeira establece que España, al objeto de cumplir todos los requisitos ambientales y de uso, debe entregar en el embalse fronterizo de Cedillo un volumen anual de 2.700 hm3, si bien el flujo medio en frontera ronda los 9.000 hm3 anuales. Sin duda, esta diferencia podría constituir un dato de reflexión para determinar realmente de qué cantidad de agua estamos hablando.

-¿Está España preparada para asumir la factura eléctrica de la producción del agua desalada?

-La desalinización de agua marina posee un coste real, en torno a 1 euro/m3, que los agricultores no pueden asumir. Solo excepcionalmente, en situaciones de sequía, es posible, legalmente, la subvención parcial. Lo que nos tiene que quedar claro es que hablamos de un complemento.

Redacción: Joan Lluís Ferrer (coordinador), Luis Mario Arce, Francisco José Benito y Minerva Mínguez. - Diseño y maquetación: Javier Caldito
Subir