Gema Carrasco |  BeContent

#SéSolidario
Ellos no pueden esperar

Empezar de cero no es fácil. Eso nos cuenta José Luis Baeza que, con seis años y tras pasar por un centro de menores, fue acogido junto a su hermano de cuatro por una familia que les brindó un hogar. José Luis tuvo suerte, pero actualmente más de 14.000 niños se encuentran en acogimiento residencial esperando una familia de acogida.

Seguro que todos han escuchado hablar y saben lo que es una adopción, pero ¿están familiarizados con el término acogimiento familiar? ¿Saben en qué consiste?

El acogimiento familiar es una medida de protección de menores dirigida a aquellos niños que no pueden o no deben vivir con sus progenitores. Estos menores pasan a formar parte de una familia de forma temporal (hasta que se resuelva su situación familiar) o de manera permanente. La familia de acogida, durante el tiempo que tenga al menor en su hogar, tiene que velar por él, educarlo, alimentarlo y hacerle partícipe de la vida familiar.

Hoy, 20 de noviembre, se celebra el Día Universal del Niño para recordar a la sociedad que son el colectivo más vulnerable y necesitan nuestra protección. En España, muchos niños pasarán las próximas navidades en centros de menores.

Con el lema “¡Quiéreme! Ellos no pueden esperar”, el programa Sé Solidario de Fundación MAPFRE organizó una mesa de expertos en la sede de Madrid del grupo al que pertenece este periódico, Prensa Ibérica, para tratar la situación en la que se encuentran estos menores que hasta ahora permanecen invisibles para gran parte de la sociedad.

En la mesa de expertos han participado María Araúz, presidenta de la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (ASEAF), José Antonio Reguilón, psicólogo especializado en Acogimiento Familiar, Salomé Adroher, profesora de la Universidad de Comillas e impulsora de la Ley de la Infancia de 2015, Domingo Sirvent, padre de acogida de una menor y Daniel Restrepo, director del Área de Acción Social de Fundación MAPFRE.

El proceso del acogimiento familiar

El proceso para acoger a un menor es similar a las adopciones, en cuánto a la documentación que se tiene que presentar y pasar una entrevista con un psicólogo y una trabajadora social. Domingo y Carmen tenían tres hijos biológicos, pero decidieron acoger a Montse. Es su pequeño grano de arena en esta sociedad según afirma Domingo. En su caso, Montse está en acogimiento permanente. “Todos los meses tiene una visita con sus padres y sus hermanos porque es importante mantener el vínculo”.

Nadie les dijo a Domingo y Carmen que fuera fácil, tal y como admite Domingo, es complicado, pero igual que con un hijo biológico. Es cierto que estos menores vienen con ‘mochilas’ de lo que ya han vivido. José Antonio Reguilón admite: “Estos niños no necesitan atención especial, sino especial atención”.

Acerca del acogimiento, el psicólogo explica que “es la forma más adulta de ejercer la paternidad y acompañar a un niño que tiene su familia de origen”. Y aunque esta medida es la gran desconocida es la más importante, según valora la experta jurista Salomé Adroher por “el beneficio que tiene para un niño vivir en un entorno familiar”. Con la nueva ley del menor se prioriza más el interés superior del niño. De hecho, y según la Ley de la Infancia de 2015, aunque es una obligación de las familias de acogida facilitar las visitas, Salomé explica que se ha introducido la posibilidad de suspender temporalmente unas visitas que estén siendo negativas para el niño.

Salomé explica que hay modelos en el acogimiento familiar instaurados en otros países que son en los que deberíamos fijarnos. “En Reino Unido y Quebec tienen unos modelos basados en el retorno que se traduce en que, aunque la familia al principio es familia de acogida, si el retorno no es posible en un plazo de tiempo, a esa familia de acogida se les propone la adopción”.

Derechos de los niños

María Araúz, presidenta de ASEAF, recuerda que “los niños no son objeto de la beneficencia, sino objeto de derechos”. Es importante escuchar al menor. José Luis Baeza nos ofrece su punto de vista, desde el lado de un niño que en su momento fue acogido y nos recuerda que los padres toman la decisión de acoger, pero ellos tienen que adaptarse a la situación.

La presidenta de ASEAF admite que, aunque vienen con vivencias que son complicadas, no puede dejar de poner en valor desde su propia experiencia que “es lo mejor que te puedes llevar a casa”. Tener la oportunidad y la suerte de llevarte a un niño a tu casa y acompañarle en esos años tan importantes que son la infancia es algo que valora mucho María Araúz. Hasta los menores más dañados pueden ser rescatados si viven en un entorno familiar según nos cuenta Salomé.

Al cumplir los 18...

Mientras más mayores son los niños que viven en centros de menores, más complicado es buscarles una familia. Pero, ¿qué hace el sistema cuando esos niños cumplen 18 años? Si están con una familia, pueden elegir quedarse con ella o volver con su familia biológica. Si esos menores estaban en un centro, al cumplir la mayoría de edad, tienen que salir y enfrentarse al mundo. “Hay programas de pisos tutelados para ayudarles en la transición a la vida adulta, pero suelen estar como mucho un año”, explica María. “Los recursos varían si trabajan o estudian para que tengan la mayor autonomía posible”, nos relata el psicológico.

Salomé explica que estas medidas se añadieron a la ley como obligación a las Administraciones Públicas. Estos jóvenes al cumplir los 18 se encuentran en riesgo de exclusión y existe una probabilidad muy alta de que acaben siendo personas sin hogar. “Es intolerable desde el punto de vista de los derechos humanos”, recalca la jurista.

El programa Sé Solidario de Fundación MAPFRE pone en valor la importancia de la solidaridad, por ello, Daniel Restrepo explica: “Queremos hacerlo conectando la necesidad con el colectivo o las personas que pueden paliar esta necesidad y en este caso tenemos 14.000 niños que necesitan ser acogidos”. Y es que como dijo el psicólogo estadounidense Urie Bronfenbrenner (1917 – 2005) “para desarrollarse normalmente todo niño necesita que alguien esté loco por él”.

Testimonio de José Luis Baeza

Hablamos con Daniel Restrepo

¿Cuál es el objetivo del programa Sé Solidario de Fundación MAPFRE?

El programa Sé Solidario apoya y difunde iniciativas de pequeñas entidades sociales o asociaciones que trabajan en beneficio de los más desfavorecidos, promoviendo así el valor de la solidaridad como uno de los elementos de convivencia más importantes de nuestra sociedad. Queremos convertirnos en facilitadores de solidaridad acercando a empresas y personas las necesidades sociales de nuestro entorno para que todos juntos podamos mejorar la calidad de vida de los que más lo necesitan.

¿Por qué habéis elegido apoyar la causa del acogimiento familiar?

Desde Sé Solidario tratamos de ayudar a todas las entidades sociales que se ponen en contacto con nosotros. Creemos que uno de los principales derechos de todo niño es poder vivir y desarrollarse en un ambiente familiar adecuado, en condiciones de seguridad y estabilidad por ello queremos dar a conocer el Acogimiento Familiar; explicar en qué consiste, informar sobre los tipos de acogimiento familiar existentes, qué pasos dar para poder llevarlo a cabo, qué problemáticas son las más comunes en este proceso, las diferencias existentes con la adopción… El acogimiento familiar es una causa social que afecta a más de 14.000 niños y jóvenes de nuestro entorno y necesita el apoyo de instituciones como la nuestra, que a través del programa Sé Solidario, animen a la sociedad a convertirse en familias de acogida.

¿Qué proyectos tiene a la vista el programa Sé Solidario?

Seguir apoyando las causas que definen el programa: “Vidas Cruzadas”, que pretende colaborar de forma directa con proyectos que inciden en el bienestar físico, psicológico y emocional de las personas afectadas por enfermedades raras o discapacidad apoyando la investigación. Y “Cuenta con nosotros”, mediante la que queremos realizar acciones directas con aquellas asociaciones e instituciones que ayudan a los más necesitados haciéndoles llegar artículos de primera necesidad (alimentos, ropa, medicinas, etc.). Crecer en el número de empresas adheridas a nuestro programa y colaborar con más profesionales solidarios para que juntos podamos llegar a un mayor número de personas que necesitan nuestra solidaridad.

Si alguna asociación está interesada en amplificar su mensaje, ¿cómo puede hacerlo a través de Sé Solidario?

A través de la web de Fundación MAPFRE. En el apartado“Te ayudamos con tu proyecto solidario” del programa Sé Solidario.

Contacto asociaciones

ACARONAR VALENCIA acaronar@acaronar.org
ACOGELES ANDALUCÍA acogeles@hotmail.com
ADAFA ARAGON acogimientosadafa@gmail.com
ADAMCAM MADRID adamcam@adamcam.org
AFAAR RIOJA correo@afaar.es
AFAC LLEIDA eloscar@cimne.upc.edu
AFASEGO SEGOVIA afasego@hotmail.com
AFATAR TARRAGONA afatar.org@gmail.com
AVAF VALENCIA avaf.valencia@hotmail.com
BEROA VALENCIA asociacionberoa@asberoa.com
FAMILIAS PARA LA ACOGIDA MADRID secretaria@familias-acogida.es
MAGALE NAVARRA secretariamagale@gmail.com
Familias Solidarias para el Desarrollo CÁDIZ asfamiliasolidarias@gmail.com
ASOFACAM CASTILLA LA MANCHA asofacam@gmail.com

Compartir

© Copyright 2018. Proyecto elaborado por Becontent, propiedad de Prensa Ibérica. Queda prohibida cualquier reproducción, uso o cesión.