28 de mayo de 2013
28.05.2013
Creatividad

El 'buscador' de tareas

Cronoshare es una plataforma online valenciana que establece un punto de encuentro de confianza ente los clientes que solicitan servicios y quienes demandan trabajo

08.07.2013 | 00:43
Los tres socios fundadores de Cronoshare, Carlos Alcarria, Juan Pablo Cloquell y Daniel Samper.

Establecer un punto de encuentro basado en la confianza de las personas ha sido la estrategia empresarial de Cronoshare.com, una plataforma online formada por tres jóvenes valencianos que pone en contacto a personas que no quieren hacer determinados servicios y profesionales capacitados para realizarlos a cambios de unos ingresos extra.

Los tipos de servicios que ofertan y demandan en su página web son muy variados, desde un 'manitas' a domicilio que arregle cualquier cosa del hogar (muebles, grifos, sofás) hasta un cuidador de perros, entre otros. Un sinfín de tareas que Cronoshare consigue acercar al cliente con la mejor relación calidad-precio. "Les ofrecemos un ahorro de tiempo porque no tienen que buscar en otros sitios y un ahorro de hasta el 40% al poder comparar los presupuestos de muchos profesionales", afirma Carlos Alcarria, uno de los creadores de esta joven empresa.

Actualmente, la empresa la forman los tres socios fundadores, además de Alcarria, Juan Pablo Cloquell y Daniel Samper, quienes se presentaron al concurso de emprendedores ' Startup Weekend Valencia 2012' y consiguieron que la aceleradora Business Boster los seleccionara para la tercera edición.

Como ellos mismos aseguran, la 'clave' del éxito está en la innovación."Ésta representa el avance y el cambio. Cronoshare surgió mientras estábamos trabajando en un anterior proyecto que se basaba en el diseño de una plataforma para intercambiar servicios sin dinero, al estilo de los bancos de tiempo. Después cambiamos la idea hasta derivar a la actual plataforma", aseveran.

En la actualidad, su página web cuenta con más de 20.000 usuarios. Cifra que ha evolucionado satisfactoriamente aunque no lo suficiente para que esta ambiciosa empresa vea cumplido el objetivo principal que no es otro que "expandirse por el mercado latinoamericano y afianzar nuestro posicionamiento en el mercado español.

Dentro de unos 5 años nos vemos como una empresa con presencia en varios países y con una facturación de más de 8 millones de euros", declara Cloquell, el cofundador de la compañía.

Por ello, los tres empresarios saben que no será nada fácil alcanzar las expectativas fijadas. "Fundar un negocio basado en internet es complicado y más aún cuando requiere aprendizaje continuo y grandes dosis de creatividad". Aun así, piensan que tener perfiles profesionales diferenciados es una ventaja con respecto a la competencia porque " nos permite afrontar de una forma más sencilla cada nuevo reto que surge en la empresa". Sin embargo, aseguran que lo que más han echado en falta a la hora de crear el negocio ha sido la búsqueda de la financiación necesaria para el arranque de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook