15 de julio de 2013
15.07.2013
Levante-emv

La moda que se decide en Internet

La web Hiphunters de dos emprendedoras valencianas caza tendencias en la red, mientras Anna Lozabai elabora diseños de prendas a medida

15.07.2013 | 05:30
Marta Ibáñez y Susana Calabuig, impulsoras de HipHunters.

En el mundo de la moda no estaba todo inventado, Anna Lozabai y Hiphunters con conceptos muy diferentes de negocio se proponen cambiar la forma de sacar partido al sector. Anna Lozabai confecciona la ropa que el cliente diseña por sí mismo gracias a una herramienta de creación por Internet. Hiphunters es una nueva red social que comunica a diseñadores con blogueros, a periodistas de moda con marcas, o a clientes con tendencias. En los dos casos, la empresa de moda no la entienden de la manera tradicional de diseño y venta de ropa, sino que cada proyecto propone reinventar el poder del cliente. En el caso de Anna Lozabai, el cliente participa en el proceso de fabricación y con Hiphunters el usuario elige los contenidos de entre miles de posibilidades recogidas en una sola web que además filtra las tendencias.

En el caso de Anna Lozabai, las socias fundadoras son una madre y una hija madrileñas entregadas a un reto profesional dedicado a lo que, según cuenta la hija, Ana García, más les apasiona. García es la directora ejecutiva del proyecto y su madre, Ana Lozano, la diseñadora de la firma. El proyecto es la creación de una marca de ropa seleccionada por los clientes a través de patrones predeterminados a los que se les añaden detalles como la largaria del vestido, el tipo de cuello, el color o el tejido, además de ser un producto diseñado y fabricado en España. Ana García defiende que pretenden dar un nuevo enfoque a la forma de crear moda, de manera que «la moda se adapte a las personas, y no las personas a la moda». Para conseguirlo no ponen limitación en el tallaje y además también confeccionarán prendas especiales para discapacitados o con tejidos orgánicos para personas con problemas dermatológicos, por ejemplo. Para Anna Lozabai lo más importante es la personalización del producto por lo que tendrán puntos físicos a los que acudir en caso de duda o simplemente para conocer la marca. Los «showrooms» permiten la visualización de los tejidos y modelos y un asesoramiento y estudio de imagen.

Hiphunters por su parte propone dar una solución a la cantidad de información sin filtro que inunda Internet. La empresa es propiedad de las valencianas Marta Ibáñez y Susana Calabuig, dos ingenieras industriales valencianas, que no encontraban nunca la moda que buscaban en la red. Hiphunters es una plataforma que pretende solucionar este desorden digital. Lo que hace es agregar contenido sobre moda y facilitar su descubrimiento, la búsqueda y la compra. Además, pone en contacto a quien tiene un producto que quiere mostrar „marcas, diseñadores, boutiques„ y los prescriptores como son blogueros, periodistas de moda, estilistas y gente que busca inspirarse. Todo esto, cuentan sus ideadoras, está orientado a un estrato de la moda premium, el segmento del lujo accesible. Hiphunter venderá desde su web selección de artículos en tendencia. El proyecto tiene aspiración internacional: «ya tenemos usuarios en 85 países y nuestra web está en inglés» explican las socias de Hiphunters. Como plataforma web obtendrán beneficios con los productos que vendan las marcas que estén en Hiphunter, es decir, a través del «marketing» de afiliación con otras webs de comercio electrónico.

Ambos proyectos están en pleno desarrollo. Hiphunters está todavía perfilando la web y los filtros que utilizará para ordenar sus entradas; además a final de año empezarán a vender. Por su parte, Anna Lozabai está preparando su colección primavera-verano para 2014 y a final de año los usuarios podrán ir descubriendo el configurador y probando el ciberdiseño. Los dos proyectos están entre los quince seleccionados por la plataforma de lanzamiento de emprendedores de Juan Roig, Lanzadera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook