21 de marzo de 2010
21.03.2010

El Papa ordena inspeccionar las diócesis irlandesas por los abusos

Benedicto XVI afirma sentir "vergüenza" por los casos de sacerdotes pedófilos en colegios y seminarios de Irlanda y pide que los culpables se sometan a la justicia ordinaria

21.03.2010 | 01:00

?
El Papa pidió ayer perdón a las víctimas de los curas pederastas en Irlanda, a las que dijo que siente "vergüenza", advirtió a esos sacerdotes que deben responder ante Dios y los tribunales y ordenó una inspección de las diócesis y seminarios donde se cometieron esos abusos. Asimismo, el Pontífice abroncó a los obispos irlandeses por la "lamentable" gestión de lo sucedido. Benedicto XVI lo manifestó así en una Carta que envió a los católicos irlandeses, hecha pública ayer por el Vaticano, en la que expresó su "aliento, apoyo y solidaridad" ante los abusos sexuales a centenares de menores cometidos por sacerdotes católicos durante años en ese país.
"Queridos hermanos, os escribo con gran preocupación como Pastor de la Iglesia universal. Al igual que vosotros, estoy profundamente consternado por las noticias sobre abusos de niños y jóvenes indefensos por parte de miembros de la Iglesia, especialmente sacerdotes y religiosos...", comienza la carta, una misiva "directa, con frases fortísimas", según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.
En el texto, con el que el Papa "no busca excusas algunas", según Lombardi, Benedicto XVI sostiene que "comparte" la "desazón y el sentimiento de traición" que muchos irlandeses experimentaron al enterarse "de esos actos pecaminosos y criminales y del modo en que fueron afrontados por la Iglesia en Irlanda". El Pontífice aseguró estar convencido de que para sanar la herida lo primero que tiene que hacer la Iglesia irlandesa es reconocer "ante Dios y los demás los graves pecados cometidos contra niños indefensos".
En la carta, indica a las víctimas que "habéis sufrido dolorosamente y pido perdón. Sé que nada puede borrar el mal que habéis soportado. Vuestra confianza ha sido traicionada y violada vuestra dignidad", sostiene. Reconoce que cuando denunciaron al principio los hechos, "nadie quería escucharos" y que por ello "ante lo sufrido, es comprensible que os sea difícil perdonar o reconciliaros con la Iglesia".
Las frases más duras son hacia los curas pederastas: "Habéis traicionado la confianza depositada en vosotros por jóvenes inocentes y por sus padres. Debéis responder de ello ante Dios y los tribunales. Habéis perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado vergüenza y deshonor sobre vuestros semejantes".

Las víctimas de curas pederastas en Austria preparan una querella

Una decena de víctimas de abusos sexuales en instituciones católicas en Austria preparan una querella contra la Iglesia y los religiosos responsables, lo que constituye la primera iniciativa judicial de este tipo en la república alpina, informó ayer la prensa local. Para poder presentar una querella de forma conjunta, las víctimas se han unido en una asociación que lleva el nombre de "Víctimas de violencia eclesiástica".
Según dijo al diario vienés Der Standard el abogado Werner Schostal, el objetivo inicial es llegar con la Iglesia a un acuerdo extrajudicial para el pago de indemnizaciones, y sólo en el caso de fracasar esa vía se presentará una querella. Las víctimas exigen el pago de cuantiosas indemnizaciones, que deberían "rondar en torno a los 80.000 euros por cada caso", dijo el abogado
Schostal señaló que las víctimas esperan más éxito en las querellas contra los curas directamente responsables de los supuestos abusos, aunque la gran incógnita es si los tribunales consideran que los delitos ya han prescrito. efe viena

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas