03 de junio de 2010
03.06.2010

Acusan al jefe de los obispos alemanes de complicidad en un caso de pederastia

El obispo Zollitsch permitió que un cura acusad de abusar de niños fuera reubicado en una parroquia

03.06.2010 | 02:00

?
El presidente de la conferencia episcopal alemana, el arzobispo Robert Zollitsch, es objeto de una investigación por complicidad en un caso de abusos sexuales a niños, según anunció ayer el fiscal de Friburgo (suroeste).
La fiscalía informó ayer de que considera que la diócesis de Friburgo tuvo que tener conocimiento de las actividades pederastas de un sacerdote cisterciense, ante las cuales Zollitsch reaccionó pidiendo el traslado del cura a otra ciudad.
El arzobispo habría permitido que el párroco, acusado en la década de 1960 de abusos a niños, fuese reubicado en una parroquia en 1987. Zollitsch, de 71 años, era el responsable del personal de la diócesis de Friburgo en aquella época.
La denuncia contra el arzobispo, según la fiscalía, fue presentada en mayo pasado. Sin embargo, la archidiócesis de Friburgo rechazó este miércoles todas las acusaciones contra Zollitsch, alegando que el arzobispo no fue responsable del tralado, que fue decidido por la orden del sacerdote pederasta.
El propio Robert Zollitsch fue quien pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales cometidos por los católicos alemanes. Hizo su petición pública de perdón tras una reunión con el Papa Benedicto XVI en el Vaticano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine