11 de junio de 2010
11.06.2010

El adulterio no puede con Nikki

11.06.2010 | 02:00

La candidata alas primarias republicanas a gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, arrasó el martes pese a se acusada de "adúltera"

La nueva política memergente entre los republicanos, Nikki Haley, de 38 años y una de las grandes triunfadoras de las elecciones primarias del pasado martes en EEUU, se ha visto inmersa en un escándalo de doble infidelidad, lo que le ha obligado a defender su inocencia en televisión.Nacida Nimrata Randhawa, hija de imigrantes sijs que inmigraron a Carolina del Sur desde el Punjab indio. Se casó con Michael Haley y tuvieron dos hijos, Rena y Nalin. Y en 2004 dio el salto a la política, logrando un escaño en el Cogreso local. La mismísima Sarah Palon, ex candidata a l a vicepresidncia en la fórmula republicana con John Mc Cain, decidió apadrinarla como candidata del Tea Party a gobernadora de Carolina del Sur.
La reciente imagen de Mark Sanford, el dimitido gobernador que engañó a su mujer con una amante argentina, amenazó, sin embargo, con frustrar sus aspiraciones. Will Folks, ex jefe de Prensa de Sanford, reveló en su blog que había mantenido una relación extramatrimonial con Nikki Haley "hace algunos años", para lo que aportó como prueba una factura de teléfono donde se revelaba que intercambiaron 700 llamadas.
Haley lo negó todo y aseguró ante las cámaras de televisión que las llamadas fueron "estrictamente profesionales" -Folks era su asesor-. "He sido fiel a mi marido al cento por ciento", aseguró, mientras se destacaba en las encuestas frente a sus rivales en las primarias republicanas: Gresham Barrett y Andre Bauer.
Pero los problemas no acabaron ahí. En vísperas del último debate televisado, un segundo hombre -el "lobista" Larry Marchant- aseguró haber tenido también "una relación íntima" con la candidata. El affaire tuvo lugar durante una sola noche, durante una conferencia a la que ambos asistieron en Salt Lake City (Utah), aseguró Marchant.
Nikki Haley se defendió con las uñas y dientes en el decisivo debate. Negó por enésima vez el adulterio y culpó a sus acusadores de buscar protagonismo a su costa: "Este es el lado repugnante de la política. Hace dos o tres meses yo era Nikki '¿Quién?' Ahora que voy por delante en los sondeos nos empiezan a lanzar esta basura", dijo enérgica. Marchant dimitió como asesor político de Andre Bauer pocas horas después.
Haley alcanzó el 49% de los votos en las primarias del martes. En la segunda vuelta, a finales de junio, parte como gran favorita frente a Gresham Barrett, que se quedó en el 27%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine