16 de febrero de 2011
16.02.2011

Diputados iraníes piden la pena de muerte para los líderes de la oposición

La Cámara de Teherán acusa a Musaví y Karrubí de la muerte de dos seguidores del régimen en los disturbios

16.02.2011 | 01:00

Diputados de la mayoría conservadora lanzaron ayer violentos ataques verbales contra los líderes de la oposición iraní un día después de una manifestación antigubernamental, la primera en un año, que según la policía de Teherán dejó dos muertos y nueve agentes de seguridad heridos.
Miles de personas lograron manifestarse el lunes en el centro de Teherán, convocadas por los líderes de la oposición, el ex primer ministro Mir Hosein Musaví y el ex presidente del Parlamento Mehdi Karrubí, pese a la prohibición impuesta por las autoridades.
Oficialmente, las manifestaciones tenían como objetivo apoyar a los movimientos populares en Egipto y en Túnez.
Dos partidarios del régimen iraní murieron durante las movilizaciones, según un nuevo balance comunicado por el diputado Kazem Jalali, miembro de la Comisión de Seguridad y Política Exterior del parlamento iraní.
Jalali precisó que ese balance fue suministrado a la comisión por el ministro del Interior, Mustafá Mohamad Najar. "El ministro nos dijo que dos miembros de las fuerzas revolucionarias y populares cayeron como mártires y varios más resultaron heridos de bala", agregó Jalali.

Duros ataques en la Cámara
Durante una sesión parlamentaria, los diputados conservadores atacaron con vehemencia a los jefes de la oposición. Los diputados gritaron "muerte a Estados Unidos", "muerte a Israel", pero también "muerte en la horca para Musaví, Karrubí y Jatami". MEste último, el ex presidente reformista, apoya a la oposición desde las elecciones presidenciales de 2009, que dieron el triunfo ajustado al presidente Mahmud Ahmadineyad, y que los opositores no reconocen por entender que se produjo un "pucherazo".
"Estos señores (Musaví y Karrubí) cayeron en la trampa de Estados Unidos. El Parlamento condena esta acción estadounidense-sionista, antirrevolucionaria y antiiraní de los sediciosos", declaró el presidente de la Cámara iraní, Alí Larijani.
"¿No deberían arrepentirse después de haber visto que EE UU, el régimen sionista, los ýmonafeghinesý (hipócritas) y las monarquías apoyaban su acción?", añadió, al anunciar la creación de un comité para "examinar este movimiento contrarrevolucionario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook