10 de septiembre de 2013
10.09.2013
Juicio

Culpables los acusados de la violación mortal en la India

Los cuatro hombres podrían ser condenados a muerte por los 13 cargos por los que han sido declarados culpables

10.09.2013 | 11:05

Un tribunal de Nueva Delhi ha declarado culpables a los cuatro adultos acusados de la violación mortal de diciembre pasado que provocó un debate sin precedentes sobre la indefensión de la mujer en la India, informó una fuente judicial.

La corte estudiará la condena contra Mukesh Singh, Vinay Sharma, Akshay Thakur y Pawan Gupta, que podrían ser condenados a la pena capital por los 13 cargos de los que han sido encontrados culpables, entre ellos secuestro, violación, ofensas antinaturales y asesinato.

"Todos los acusados -que estaban presentes en la sala y rodeados de un fuerte dispositivo de seguridad- han sido condenados por todos los cargos", afirmó el juez Yogesh Khanna, según un abogado de los convictos, V.K. Anand.

Los padres de la víctima, que han pedido la pena de muerte para los acusados en numerosas ocasiones, escucharon el veredicto a pocos metros del magistrado y con "lágrimas en los ojos", relataron testigos presentes en la sala.

Un quinto implicado menor de edad fue condenado hace 10 días a tres años de reclusión en un correccional, en una decisión que causó indignación en la familia de la víctima y grupos sociales, que reclamaron que se le juzgara como adulto y fuese condenado a muerte.

Un sexto acusado, mayor de edad, se suicidó en la cárcel, según la versión oficial.

Regresaba del cine

La víctima, una estudiante de fisioterapia, regresaba el pasado 16 de diciembre con un amigo de ver una película en un cine cuando subieron a un autobús en el que ella fue violada y torturada por los seis hombres en Nueva Delhi.

La joven murió 13 días después en un hospital de Singapur.

El ataque desató una ola de protestas multitudinarias en el gigante asiático, y dio pie a un profundo debate sobre la discriminación y violencia que padecen las mujeres en el país.

Ante la magnitud de las protestas, el Gobierno se vio forzado a modificar la legislación y endurecer las penas contra los delitos sexuales y crear cortes de vía rápida para los casos de violaciones, entre otras medias.

Los manifestantes acusaron a la Policía de inacción en los casos de violación y a los tribunales de no condenar a los violadores.

Desde el caso de hace nueve meses, la India vive en un estado de psicosis por las continuas acusaciones de agresiones sexuales que han acaparado las portadas de la prensa local e internacional.

Esas denuncias han afectado al turismo extranjero en la India, según datos oficiales y de operadores turísticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído