13 de diciembre de 2018
13.12.2018
Atentado terrorista

Continúa la búsqueda del tirador de Estrasburgo, que podría haber huido del país

El sospechoso, de 29 años, está fichado por los servicios secretos por radicalización religiosa

13.12.2018 | 07:05

Más de 600 policías buscan al autor del ataque terrorista que el pasado martes dejó tres muertos y 13 heridos en el turístico mercado navideño de la ciudad de Estrasburgo.

"Seguimos buscando al pistolero. Casi lo atrapamos ayer por la noche (...) pero se volatilizó", tras un tiroteo con la policía, dijo el alcalde de Estrasburgo, Roland Ries

Mientras, el secretario de Estado francés de Interior, Laurent Núñez, barajó hoy la posibilidad de que el autor del ataque de ayer en el mercado de Navidad de Estrasburgo, en el que fueron asesinadas tres personas -una de ellas se encuentra en muerte cerebral- y otras 13 resultaron heridas, haya salido del país en su huida.

Operación para encontrar al sospechoso. Vídeo: ATLAS | EFE

"No se puede excluir", reconoció en una entrevista a la emisora de radio "France Inter" Núñez, que apuntó que el  autor del ataque es un joven natural de Estrasburgo que está fichado por radicalización islamista.

Estrasburgo está a orillas del río Rin, que sirve de frontera entre Francia y Alemania, lo que podría haber facilitado la huida del sospechoso fuera de la frontera francesa.

En los puentes que atraviesan el río se han reforzado los controles por parte de las fuerzas del orden de los dos países. Francia elevó la pasada madrugada el nivel de alerta terrorista a "urgencia de atentado".

La Fiscalía ha confirmado la hipótesis terrorista en el ataque y ha identificado como autor a Chérif S., que se había "radicalizado" tras arrastrar un largo historial por delitos comunes, con hasta 27 condenas a sus espaldas en Francia, Alemania y Suiza. Según un testigo, gritó "Alá es grande" durante el ataque.

El fiscal de París, Rémy Heitz, ha comparecido ante los medios para dar cuenta de las investigaciones sobre el incidente del martes por la noche. Chérif S., equipado con un arma de fuego y un arma blanca, realizó un recorrido con el que sembró el pánico en tres puntos distintos de la ciudad, entre ellos las inmediaciones de un mercado navideño.


El ataque ha causado al menos 3 muertos y 13 heridos. Vídeo: ATLAS | EFE

"El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio", ha lamentado Heitz, en el marco de una comparecencia ante los medios en la que ha relatado cómo transcurrieron unos hechos que podrían haber tenido como detonante una operación policial el martes por la mañana en el domicilio del presunto tirador.

La Policía acudió a la vivienda para tratar de arrestarlo -según la prensa por tentativa de homicidio y robo- y se encontró con una granada, un fusil, cuatro cuchillos grandes y munición, ha dicho el fiscal. Para esa misma noche, las fuerzas de seguridad se habían movilizado en los lugares que solía frecuentar el sospechoso.

Sin embargo, todo saltó por los aires poco antes de las 20.00, cuando comenzó una cadena de ataques que se saldó con dos fallecidos y una tercera persona en estado de muerte cerebral. También resultaron heridas 13 personas, seis de las cuales se encontraban este miércoles por la mañana en estado crítico, según Heitz.


El fiscal ha explicado que uno de los testigos consultados por los investigadores ha confirmado que el tirador gritó "Alá es grande" y que el taxista en el que Chérif C. huyó del lugar de los hechos escuchó cómo "justificaba" lo que acababa de perpetrar, a pesar de que por ahora no existen motivaciones claras ni ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque.

Cuatro allegados del sospechoso, detenidos

Las autoridades intentan averiguar cuál fue el itinerario del atacante y si contó con algún cómplice. Heitz ha confirmado que cuatro personas del entorno del sospechoso están detenidas y, según 'Le Figaro', entre ellas figuran al menos dos hermanos.

Sobre el perfil del sospechoso, que estaría herido, el fiscal ha confirmado que se trata de un joven de 29 años con numerosos antecedentes policiales y con una ficha 'S' por "radicalización", por lo que estaba teóricamente bajo el radar de las autoridades. Según Heitz, había sido condenado en 27 ocasiones y tenía antecedentes no solo en Francia, sino también en Alemania y Suiza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook